Crema de guisantes, un plato perfecto y ligero

septiembre 02, 2020

Se acaba el verano y todos empezamos a mirar con miedo a la báscula. ¿Cuántos os habéis pasado más de la cuenta? Pues es el momento de preparar recetas sencillas y ligeras con las que volver a sentirnos bien, como esta deliciosa crema de guisantes, una opción ligera y super sencilla que se convertirá en un plato estrella para todos los amantes de los guisantes.


Las cremas son uno de mis platos favoritos durante el verano, la opción fría, como el gazpacho, salmorejo o ajo blanco; y calientes en invierno, como estas fantásticas cremas de berenjena y puerro, brócoli y tomate o calabaza y zanahoria. En este caso os traigo una versión muy versátil porque podemos comerla tanto fría como caliente, para poder comerla durante todo el año.


Lo que más me gusta de esta
crema de guisantes es sin duda el color, este intenso color verde propio de los guisantes, que contrasta a la perfección con la cucharada de yogur griego con la que lo he decorado, consiguiendo que sea un plato muy atractivo para la vista, además de delicioso, claro. ¿Os animáis a hacerlo?


¿Os gustan los guisantes? ¡Pues esta receta de Crema de guisantes va a ser uno de los platos que más vais repetir en casa! ¡Una opción ligera para preparar en cualquier momento!

CREMA DE GUISANTES
Dificultad: Fácil
Horneado: Sin horno
Tiempo: 40 mins(aprox) 
Temporada: Sin temporada
Raciones: 4 personas
Etiquetas: Primero
Adaptada de: Hoy comemos sano
INGREDIENTES
Para la crema
400 gr de guisantes
Dos cebollas chalotas
una patata mediana
Dos puerros
800 ml de caldo de verdura
Una pizca de sal y pimienta

Para decorar
Virutas de jamón serrano
Sésamo negro
Yogur griego
Un chorrito de aceite

CÓMO SE HACE

- Picamos las cebollas chalotas y los puerros. Ponemos una cacerola a fuego medio alto con un chorrito de aceite y rehogamos ligeramente la cebolla y el puerro, hasta que comiencen a ablandarse.

- Troceamos la patata y la añadimos en el momento en el que el puerro y la cebolla estén ligeramente hechos. Rehogamos ligeramente la patata.

- Añadimos los guisantes y cubrimos con el agua. Cuando rompa a hervir, añadimos un poco de sal y de pimienta. Bajamos el fuego a potencia media y dejamos que se cocine durante 15 minutos. La cocción nos la va a marcar la patata: cuando esté bien hecha y blanda, lo tendremos.

- Antes de batirlo con la batidora, retiramos parte del agua de la cocción y lo reservamos. Batimos todo bien hasta conseguir una crema homogénea. Si veis que queda muy espesa, podéis ir añadiendo parte del agua que hemos reservado y batir para incorporarla bien. Podemos pasar por un pasapurés si queréis una textura más fina.

- Para servir, decoramos con una cuharada de yogur griego, un chorrito de aceite de oliva, unas virutas de jamón serrano y un poco de sésamo negro. Servimos en caliente o en frío, a vuestro gusto.


¡A disfrutar!

TRUCOS Y CONSEJOS
Podemos usar guisantes congelados sin problema.
Podemos decorar de otra manera, a vuestro gusto.

Puede que también te guste...

0 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES