Bundt cake de Red Velvet, un clásico de San Valentín

febrero 10, 2017

Llega San Valentín y este año no podía dejar pasar la oportunidad de compartir con vosotros uno de los postres más simbólicos de estas fechas... pero en forma de bundt cake: Bundt Cake de Red Velvet. Un esponjoso bizcocho rojo acompañado de un fresco glaseado de queso que os volverá locos desde el primer mordisco. ¡Os lo aseguro! ¡No os perdáis esta fantástica receta!


Llega San Valentín y en esta fechas la red se llena de recetas de postres "red velvet" y yo no podía ser menos. Si ya os he traído la versión cupcake y la versión tarta, solo faltaba la versión bundt cake. Esta receta la he hecho varias veces pero no encontraba el momento perfecto para compartirla (de hecho, la hice hace un año pero no pude compartirla y he esperado casi 365 días para hacerlo). Espero que la espera merezca la pena.


La receta es sencilla hasta más no poder... ¡lo que la hace aún mejor, claro! Por eso os animo encarecidamente a que la hagáis en casa. Si no tenéis molde de bundt cake como los míos, no pasa nada, podéis hacerlos en otros de silicona o incluso en molde de bizcocho, si queréis. ¡No os quedéis sin probar esta receta! Lo que más me gusta, de todas formas, es la mezcla de la base de bizcocho, con un toque de cacao, y el glaseado de queso. ¡Me flipa!


Delicioso y esponjoso Bundt Cake de Red Velvet con el que podrás sorprender a tus invitados o a tu pareja en San Valentín ¡No puedes perderte esta versión del famoso dulce rojo!



No os podéis perder esta receta y prepararla en casa. Os dejo con los pasos que tenéis que seguir. Ya sabéis que cualquier duda o pregunta que tengáis estaré encantado de contestarla. ¡Espero que la probéis y me digáis qué tal!

BUNDT CAKE DE RED VELVET
Dificultad: Fácil
Horneado: 45 minutos
Tiempo: Una hora (aprox) 
Temporada: San Valentín
Raciones: 12 personas
Etiquetas: Postre, Bundt Cake
Trotamundos: EEUU y Canadá
INGREDIENTES
Para la base
250 ml de aceite de oliva suave
250 gr de azúcar
Dos huevos grandes
250 ml de buttermilk
350 gr de harina
45 gr de cacao puro en polvo
Una cucharadita de bicarbonato sódico
Una cucharadita de vinagre
Una pizca de sal
Una cucharadita de vainilla en pasta
Colorante rojo en gel
Para el glaseado
200 gr de queso crema
200 gr de azúcar glacé
Un chorrito de nata líquida para montar
CÓMO SE HACE
- Precalentamos el horno a 175ºC.

- Engrasamos el molde de bund cake con cuidado para llegar a todas las hendiduras.

- Batimos el aceite con el buttermilk, los huevos, el vinagre, el extracto de vainilla y el colorantes. Tenemos que conseguir que se integren bien y los huevos se rompan del todo.

- En un bol tamizamos los ingredientes secos: azúcar, harina, cacao, bicarbonato y sal.

- Añadimos esta mezcla poco a poco a la mezcla anterior y vamos mezclando con la ayuda de una espátula, con cuidado pero logrando que se integre todo bien. Lo mejores es ir haciendo movimientos envolventes en los que nos cercioremos que el fondo se mezcla bien también. Podéis hacerlo en tres veces para cercioraros de que está todo bien mezclado.

- Vertemos la mezcla en el molde y lo alisamos con una espátula. He usado un molde Nordic Ware de 10 tazas.

- Horneamos durante 45 minutos, más o menos, o hasta que al pinchar con una brocheta, salga limpia.

- Dejamos reposar sobre una rejilla 10 minutos y desmoldamos con cuidado.

- Dejamos que se enfríe.

- Mientras vamos preparando el glaseado de crema de queso. Para ello, en un bol amplio mezclamos bien el queso crema con el azúcar hasta que esté bien integrado y empiece a ganar un poco de cuerpo.

- Añadimos un poco de nata, al gusto, para conseguir que se quede un pelín más líquido. ¡Ojo! No tiene que ser una papilla.

- Cuando esté frío, decoramos con el glaseado y con migas del propio bizcocho (yo las quito de la parte de abajo y las rallo con un rallador).

- Servimos en frío, a temperatura ambiente.


¡A disfrutar!

TRUCOS Y CONSEJOS
Si no tenéis buttermilk y no sabéis cómo conseguirlo, podéis añadir el zumo de medio limón a 250 ml de leche y dejar que se corte durante 10 minutos. ¡Ya tenéis listo vuestro buttermilk
La cantidad de colorante depende de vuestro gusto por el color rojo y de la calidad de vuestro colorante, pero seguro que tenéis que utilizar bastante, por el tipo de bizcocho.

Puede que también te guste...

6 comentarios

  1. Tiene que estar delicioso¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    Me encanta este bundt, estoy deseando hacerlo.
    Tu donde consigues el buttermilk? Ya se que se puede preparar en casa, pero a mi me parece que queda mejor con la que venden.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a veces encuentro en una tienda de mi barrio. He llegado a ver en el lidl, aunque ahora creo que no traen...

      Eliminar

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!

- SÍGUEME EN INSTAGRAM @JALEOENLACOCINA -

JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES