Red Velvet Cupcakes, perfectos para San Valentín

enero 19, 2015

Ya se acerca San Valentín y como todos los años os voy a traer alguna propuesta para este día. Esta vez he decidido traer un clásico, pero tranquilos porque pronto habrá otras propuestas que os encantarán. Hoy os ofrezco estos deliciosos Red Velvet cupcakes que están de muerte. ¡No os perdáis la receta!

La primera vez que probé estos cupcakes, me acuerdo perfectamente, fue en Inglaterra, en Londres, cuando estuve allí viviendo. Hasta entonces no me había animado a probarlos y allí no pude pasar la oportunidad. Sin ninguna duda fueron unos de los que más me gustaron. Me encanta la mezcla de cacao con queso crema, un frosting que no es tan dulce como a los que estoy acostumbrado.


No lo dude y en cuanto volví se los hice a mis amigos. Ellos tampoco lo dudaron y desde entonces son los que más me piden. La verdad es que son unos cupcakes que suelen gustar mucho y que no hago muy habitualmente. De hecho, llevo dos años con el blog y aún no los había publicado. ¡No tengo remedio!


Además de estar buenísimos, estos los he decorado con unas chocolatinas de chocolate blanco que he hecho con un molde de Silikomart. Me encantan estos moldes porque consigues resultados muy bueno en poco tiempo. Además, lo mejor de todo, es lo fácil que se desmolda con ellos. ¡Animaos a comprar alguno! Yo ya tengo varios fichados... Quiero hacer bombones, otra vez, para San Valentín.


La receta es muy sencilla y creo que se hace con cosas que casi todos tenemos en casa. Si tenéis alguna problema, sin embargo, no dudéis en hacérmelo llegar y lo intentaré solucionar. ¡Animaos con ella!



Red Velvet Cupcakes

Dificultad: Fácil
Tiempo horneado: 25-30 minutos (aprox)
Raciones: 12
Etiqueta: Cupcakes, San Valentín
Trotamundos: EEUU y Canadá
Decoración: Silikomart


          Para los cupcakes
          150 ml de aceite de girasol
          200 gr de azúcar
          Dos huevos grandes
          300 gr de harina normal
          Una cucharadita de vainilla en pasta
          35 gr de cacao puro en polvo
          Una cucharadita de bicarbonato sódico
          Una cucharadita de vinagre blanco
          240 ml de buttermilk
          Colorante rojo en gel
          Una pizca de sal 

          Para el frosting de queso
          100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
          200 gr de queso crema
          200 gr de azúcar glacé

          Para la decoración
          100 gr de chocolate blanco

- Comenzamos precalentando el horno a 180ºC.

- Colocamos los papeles en la bandeja de cupcakes.

- En un bol, mezclamos el aceite con el buttermilk, los huevos, el azúcar, la vainilla y el vinagre hasta que esté todo bien integrado.

- Añadimos colorante rojo, vamos añadiéndolo poco a poco para ver cómo va quedando. Podemos corregirlo más tarde, tened en cuenta que se oscurecerá debido al cacao.

- Tamizamos el cacao, la sal, el bicarbonato y la harina juntos.

- Vamos añadiendo la mezcla de ingredientes secos a la otra poco a poco. Yo lo he hecho en tres veces. Vamos integrándolo con movimientos envolventes.

- Cuando lo tengamos, corregimos el color si queremos. A mí me gusta que sea un pelín oscuro, pero para gustos... ¡intensidades de rojo!

- Distribuímos la masa entre los papeles, rellenándolos no más de 2/3 de su capacidad.

- Horneamos a media altura durante 25-30 minutos, o hasta que al pincharlos con un palillo este salga limpio.

- Retiramos la bandeja y dejamos enfriar durante 10 minutos. Pasado ese tiempo los traspasamos a una rejilla para que se enfríen de forma uniforme.

- Mientras se enfrían, preparamos el buttercream de queso. Para ello, en un bol batimos bien la mantequilla con el azúcar glacé, hasta que la mezcla quede casi blanca. Tardará unos minutos, pero conseguiréis una textura similar a la de un helado.

- Añadimos entonces el queso. Debe estar muy frío, recordad. Batimos lo justo para integrarlo. Debe quedar una crema suave y uniforme. Yo le suelo dar un par de vueltas más con una espátula de goma.

- Con una boquilla de estrella (2D de Wilton) decoramos los cupcakes. Yo les he añadido unas migajas de Red Velvet.

- Además, los he decorado con unas chocolatinas blancas que he hecho derritiendo con cuidado 100 gr de chocolate blanco al baño maría y usando este molde de Silikomart. ¡Quedan geniales!

- Servimos en frío.
¡A disfrutar!


- Si no encontráis buttermilk, podéis mezclar 240 ml de leche entera con el zumo de medio limón y dejar que se corte durante 10 minutos. Obtendremos algo parecido al buttermilk.

Puede que también te guste...

17 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES