Pastas de limón con lemon curd, el perfecto acompañamiento del té de las cinco

septiembre 20, 2019

Las recetas inglesas son de mis favoritas y siempre son un valor seguro porque suelen gustar a todo el mundo, como estas pastas de limón con lemon curd. Son un acompañamiento perfecto para el té de las cinco, el desayuno o cualquier momento del día, realmente. ¡No os perdáis esta receta con la que triunfaréis con vuestros invitados!


Acaban de estrenar Downton Abbey, la película. Los que me conocéis sabéis que soy un amante de la serie, la he seguido desde le principio y no me voy a perder la película, claramente. Parece que el espíritu de la Sra. Patmore, la cocinera de la casa señorial, se ha metido en mí y he preparado unas deliciosas pastas de limón con lemon curd con las que ella seguro que sorprendería a sus invitados.


El lemon curd, o crema de limón inglesa, es una de las recetas más típica de la repostería inglesa y que no puede faltar en muchos postres ingleses. Por eso, era la opción perfecta para rellenar estas pastas de limón con lemon curd, que ya de por sí tienen un delicioso toque de limón. El lemon curd además es uno de mis rellenos favoritos de tartas, así que siempre que puedo hago en grandes cantidades para poder usarlo en lo que sea.


Estas pastas de limón con lemon curd son una delicia. ¡Tenéis que probarlas! El aroma de las cafetería inglesas os embriagará y os hará viajar a un momento maravilloso. ¡No os perdáis la receta!

¡Animaos a hacerlas en casa! Parecen complicadas, pero en cuanto os pongáis ya veréis qué sencillas son. ¡Seguro que repetís! Además, podéis preparar otros rellenos y hacer otras versiones que seguro que también están para morirse… ¡Espero que las disfrutéis tanto como yo!

PASTAS DE LIMÓN CON LEMON CURD
Dificultad: Fácil
Horneado: 12 mins
Tiempo: 50 mins (aprox) 
Temporada: Sin temporada
Raciones: 30 galletas
Etiquetas: Galletas
INGREDIENTES
Para las galletas
250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr de azúcar glacé
Ralladora de un limón
Zumo de un limón
Un huevo y una yema
480 gr de harina
Una cucharadita de bicarbonato sódico
Una pizca de sal

Para el buttercream
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
80 gr de azúcar glacé

Lemon curd

CÓMO SE HACE
- El día anterior, preparamos el Lemon curd.

- Seguimos con las galletas. Comenzamos mezclando bien la mantequilla con el azúcar glacé tamizado. Batimos bien hasta conseguir una crema homogénea. No estamos haciendo un buttercream por lo que no debemos mezclar hasta que blanquee, lo justo para que se integren bien ambos ingredientes. No queremos que entre mucho aire en la masa.

- Añadimos el huevo y la yema y batimos bien hasta que se hayan integrado.

- Añadimos el zumo y ralladura de limón.

- Tamizamos la mitad de la harina con la sal y lo añadimos a la mezcla. Yo lo he mezclado a mano, con una espátula, pero podemos seguir con la batidora. Cuando se haya integrado la harina incorporada, añadimos el resto de harina tamizada y seguimos mezclando, hasta conseguir una masa que no se pegue en el bol. Hay un momento en el que podemos mezclar con la mano sin problema, para los que, como yo, aman amasar con las manos (siempre bien limpias, ¡claro!).

- Enharinamos ligeramente la superficie de trabajo y amasamos la mezcla hasta que podamos formar una bola que no se quede pegada a la superficie ni a las manos.

- Preparamos una bandeja de horno cubierta con papel de horno para ir colocando las galletas. Deberemos dejar dos centímetros de separación entre unas y otras, más o menos, por si acaso se expanden ligeramente durante el horneado.

- Estiramos la masa con un rodillo de anillas con el que podemos ajustar el grosor que queremos de nuestras galletas. Yo las he hecho de 4mm.



- Cortamos con cortadores rizados. Podéis utilizar el tamaño que queráis. Yo las he hecho grandecitas. A la mitad les abriremos un agujero en el centro con un cortador más pequeño.

- Metemos la bandeja de horno con las galletas en el frigorífico durante al menos una hora. Es importante que estén frías antes de meterlas en el horno ya que así no perderán los detalles.

- Pasado el tiempo de enfriar, precalentamos el horno a 170ºC. Cuando esté bien caliente, sacamos la bandeja del frigorífico y la metemos en el horno.

- Horneamos durante 15 minutos, más o menos, dependerá del tamaño y grosor de la galleta, más o menos hasta que los bordes estén doraditos. Las galletas salen más o menos blandas del horno, se irán endureciendo mientras se enfrían.

- Las traspasamos a una rejilla para que se enfríen por completo, y ya podemos disfrutar de nuestras galletas.

- Preparamos una buttercream sencilla batiendo la mantequilla con el azúcar glacé hasta que blanquee.

¡Vamos a montar! Con una manga pastelera hacemos un anillo en la galleta sin hueco. En el centro del anillo ponemos una cucharadita de lemon curd. Cerramos con una galleta con hueco, dejando que el lemon curd salga ligeramente por el centro.

- Reservamos en una lata hasta el momento de consumir.




¡A disfrutar!

Puede que también te guste...

0 comentarios

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES