Pudin de challah y chocolate: tentador, ¿verdad?

mayo 12, 2015

Hoy traigo una receta de aprovechamiento. Llevaba tiempo con ganas de compartirla. Hace unos meses preparé en Megasilvita un fantástico Challah y como no sabía qué hacer con uno de los panes resultantes, me lancé a hacer este fantástico pudín de mantequilla y chocolate. ¡Os va a encantar! Además, os doy la opción de hacerlo con rebanadas de pan, al más puro estilo british.

Me encanta hacer rectas de aprovechamiento, recetas con las que dar una segunda oportunidad a productos que de otra manera no sabríamos qué hacer con ellos. Esta vez os propongo una variante del famoso pudin de pan y mantequilla que ya preparé hace más de un año con un toque de frambuesa y fresa (¡y estaba delicioso también!). 


La vez anterior me quedé con ganas de probarlo con chocolate. Con frutos rojos estaba buenísimo, no lo niego, y tenía un mayor frescor que esta versión... pero el de chocolate es... ¡pecaminoso! Os lo aseguro. Eso sí, un trocito pequeño y quedas más que saciado, es muy contundente. Al fin y al cabo es pan y chocolate junto con la mezcla que lo convierte en pudín. Una bomba, en resumidas cuentas. Pero una deliciosa bomba dulce.



Os dejo con la receta. Es muy sencilla. La verdad es que podéis hacerla con el chocolate que más os guste, aunque el chocolate negro es que mejor aguanta las altas temperaturas... Podéis probar a hacerlo con diferentes partes o bollos y ver cuál es el que más os convence. Os recomiendo que uséis panes secos o que no vayáis a comer ya, para aprovecharlos y darles "una segunda vida" (al empaparlos en líquido como si no hubiese un mañana, ni lo notaréis). ¡Espero que os guste!




Pudin de challah y chocolate

Dificultad: Fácil
Tiempo horneado: 45 mins. (aprox)
Raciones: 12
Etiqueta: Postre

          100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
          Un pan challah o 14 rebanadas de pan
          4 yemas de huevo
          Una clara de huevo
          75 gr de azúcar
          220 ml de leche
          240 ml de nata
          Una cucharadita de vainilla en pasta
          150 gr de chocolate negro

- La receta del challah la hice en Megasilvita.

- Precalentamos el horno a 180ºC.

- Engrasamos muy bien un molde que vayamos a usar.

- Ponemos la nata, la leche y la vainilla a fuego medio en un cazo, hasta que hierva. Retiramos del fuego. Reservamos.

- En un bol mezclamos las yemas con la clara y el azúcar. 

- Añadimos la mezcla líquida a la de los huevos y mezclamos bien.

- Cortamos el challah en trozos más o menos iguales, pero irregulares. Los untamos con un poco de mantequilla y los distribuimos sin orden ni concierto por el molde. Podemos hacerlo con rebanadas de pan de molde, como es tradicional, siguiendo el procedimiento que explico aquí.

- Añadimos la mezcla líquida sobre el challah hasta que esté casi cubierto. No debemos llenar el molde entero, debe haber como medio dedo de margen.

- Yo he levantado algún trozo de challah para que quede mejor con algún pico sobresaliendo.

- Si lo hacemos con rebanadas debemos hacerlo en dos tandas, primero cubriendo con una capa y después con otra, como queda explicado en la receta que he enlazado un pelín más arriba.

- Cortamos el chocolate en trozos más o menos del mismo tamaño y lo distribuimos por la superficie.

- Dejamos 10 minutos para que el pan se impregne bien.

- Horneamos durante 45 minutos, hasta que veamos que se dora la superficie. Si alguno de los picos se tuesta muy rápido, podemos colocar un poco de papel de plata para que no se queme.

- Sacaremos del horno cuando al pinchar con un cuchillo este salga limpio.

- Dejamos enfriar ligeramente.

- Servimos templado, sin esperar a que se endurezca el chocolate.
¡A disfrutar!

Puede que también te guste...

16 comentarios

  1. Qué rico, rico, rico. Te ha quedado perfecto, menudas fotos. Bss.

    ResponderEliminar
  2. Verdad, verdad!
    Look so delicious and tempting, indeed!

    ResponderEliminar
  3. É simples de fazer e tem um aspecto delicioso.
    Bj

    ResponderEliminar
  4. Pecaminoso no, lo siguiente!! Una versión del pudin de pan riquísima, me ha encantado, y la pinta es espectacular.
    Feliz martes.

    ResponderEliminar
  5. Que bueno, Iñaki, esto lo tengo que probar.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Delicioso! lo copio porque hago muchísimas veces Challah desde que viví en Israel. De hecho, si puedo lo publico mañana, porque no conseguía la receta perfecta con el punto de dulce perfecto que mantuviese la forma perfecta... es lo que tiene haber comido tantos allí...

    Los restos los suelo usar para tostadas o pan de calatraba, pero esto hace que tenga ganas de hacer doble cantidad para que sobre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejeje la verdad es que tus opciones no son malas ;)
      Ya me contarás!

      Eliminar
  7. Pues si que es rico este postre!! Me gusta.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!

- SÍGUEME EN INSTAGRAM @JALEOENLACOCINA -

JALEO EN LA COCINA

¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES