Guisantes con jamón, un básico que no debe faltar

mayo 04, 2015

Lo sé. Hace mucho que no me paso por aquí. Llevo unos días muy ajetreados y no he podido casi actualizar el blog. Lo tengo un poco dejado, pero hoy os traigo una nueva receta que seguro que a más de uno le encanta: guisantes con jamón. No es un recetón, pero es una receta que podemos hacer en nuestro día a día y a muchos les resultará muy útil.

Tengo muchas recetas guardadas para publicar pero el problema es que no saco tiempo para ponerme a redactar, editar... y no sabéis cómo me fastidia. ¡Tengo que ponerme las pilas! Tengo muchas ideas además para nuevas recetas pero no encuentro el tiempo necesario para sacarlas adelante... Creo que voy a empezar a apuntármelas en una libreta o algo para que no se me olviden.


Para esta receta utilicé guisantes frescos que me trajeron mis vecinos. Cuando aún estaba en Navarra molaba pasar postres a mis vecinos y que de vez en cuando me trajeran cosas con las que poder hacer nuevas recetas. Y sí, esta receta lleva casi un año cogiendo polvo también. Soy un desastre en la planificación de recetas a publicar... ¡Ya perdonaréis!


Me encantan los guisantes. Es uno de esos platos que no me canso nunca de comer, pero últimamente en Madrid no me los he hecho muy a menudo. Creo que tengo que recuperar la costumbre porque realmente es un plato que disfruto mucho... ¡Y mira que es sencillo! No entiendo cómo puede ser una de las legumbres que menos éxito tenga, sobre todo, entre los más pequeños. A mí me ha gustado desde siempre.


Os animo a que os hagáis con una barca de guisantes frescos y los preparéis en casa. No tienen nada que ver con los congelados. Eso sí, preparaos para estar limpiando vainas de guisantes durante un rato... ¡Es un trabajo un pelín farragoso! Pero merece la pena... ¡Prometido!



Guisantes con jamón

Dificultad: Fácil
Raciones: 4 personas
Etiqueta: Fácil, Primer Plato

          700 gr de guisantes frescos limpios
          90 gr de jamón serrano
          Dos dientes de ajo
          Media cebolla
          Dos cucharadas de harina
          Una pizca de sal
          Una pizca de pimienta  

- Ponemos una cacerola con agua, una pizca de sal y la llevamos a ebullición.

- Cuando empiece a hervir, añadimos los guisantes y dejamos cocer durante 15-20 minutos.

- Escurrimos los guisantes pero guardamos el caldo.

- Mientras, picamos la cebolla y el ajo y cortamos el jamón en dados.

- Calentamos un chorrito de aceite en una sartén y rehogamos el ajo y la cebolla unos minutos.

- Añadimos el jamón y lo freímos un poco.

- Añadimos la harina y la pimienta. Mezclamos todo bien

- Añadimos los guisantes.

- Añadimos medio vaso de caldo de los guisantes y removemos durante unos minutos para que espese ligeramente pero que no sea muy seco.

- Servimos en caliente.
¡A disfrutar!

Si optamos por hacerlos con guisantes congelados deberemos tenerlos menos tiempo, lo que nos indique en el envase.

Puede que también te guste...

1 comentarios

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES