¡Solomillo Wellington, la receta que no puede faltar en Navidad!

diciembre 21, 2020

Hacía mucho tiempo que quería compartir con todos vosotros esta receta típica de las celebraciones navideñas: Solomillo Wellington. En este caso me he decantado por una versión hecha con carne de cerdo, que es más económica, pero en casa podéis probarla con el solomillo que más os guste (el tradicional está hecho con carne de ternera). Os animo a probarla porque os va a encantar, ¡os lo aseguro!


El Solomillo Wellington es el plato favorito de muchos de mis amigos y he tardado mucho tiempo en prepararla para el blog. La había hecho en alguna ocasión pero nunca me había animado a compartirla. Lo     que más me gusta es la mezcla de diferentes sabores que se consiguen dentro del hojaldre: setas, carne, jamón, mostaza, paté... una combinación maravillosa que va a enamorar a todos los amantes de este tipo de platos.


Además, una de las mejores cosas de este plato es cuando lo sirves entero y lo cortas y se ve ese fantástico corte, con la carne en su punto y con todos los jugosos ingredientes cubriéndole y dándole esa combinación de sabores tan característicos. ¿Sois tan fans como yo de este plato?


Y que no se nos olvide el hojaldre. Tenemos la oportunidad de lucirnos presentando una decoración cuidada hecha con las láminas de hojaldre, que pueden dar mucho juego y dan el punto definitivo a este plato tan fantástico. ¡Os animo a hacerla en casa porque os aseguro que no defrauda!

El solomillo Wellington es una de esas recetas que no pueden faltar en nuestras mesas estas Navidades. Os traigo una versión súper sencilla con la que sorprenderéis a todos vuestros comensales. ¡Os va a encantar!


SOLOMILLO WELLINGTON
Dificultad: Fácil
Horneado: 30 mins
Tiempo: 50 mins (aprox) 
Temporada: Invierno, Navidad
Raciones: 4 personas
Etiquetas: Carne
Trotamundos: Europa
Adaptada de: Hogarmanía
INGREDIENTES
750 gr de solomillo de cerdo o de ternera
Dos cebollas chalotas
200 gr de champiñones
Un chorrito de whiskey
40 ml de nata para cocinar
120 gr de jamón serrano
100 gr de foie o paté de ave
50 gr de mostaza Dijon
Dos láminas de hojaldre
Un huevo

CÓMO SE HACE
- Comenzamos salpimentando el solomillo al gusto. No os paséis con la sal, que va cubierto con jamón serrano y aporta un salado extra.

- Calentamos en una sartén un chorrito de aceite de oliva y doramos a fuego lento el solomillo. Es importante que lo sellemos bien para que no suelte sus juegos en el horno. Dejamos que se enfríe completamente.

- Pelamos y picamos las chalotas. En la misma sartén donde hemos dorado el solomillo, calentamos un chorrito más de aceite y ponemos a rehogar las cebollas a fuego medio - bajo.

- Mientras, lavamos y picamos los champiñones y los agregamos a la cebolla. Cocinamos todo bien durante unos minutos y añadimos el chorrito de whiskey. Llevamos a hervir y mantenemos un minuto.

- Añadimos la nata y cocinamos bien durante 5 minutos, más o menos, hasta que haya reducido. Podemos, si queremos, triturar la mezcla con una batidora. Reservamos.

- Vamos a empezar el montaje. Expandimos un papel film amplio y lo cubrimos con las lonchas de jamón, solapando una sobre otra. Podemos hacerlo también sobre un papel de horno, lo que sea más cómodo.

- Untamos la superficie de las lonchas con la mostaza y extendemos encima la mezcla de champiñones y chalota.

- Untamos el solomillo con el paté. Si está muy caliente el paté se derretirá y nos pringaremos. Es mejor que el solomillo esté frío. Colocamos el solomillo encima de las lonchas de jamón untadas con mostaza y champiñones.

- Con la ayuda del papel film vamos cerrando el solomillo, cubriéndolo con todos los ingredientes. Cerramos bien e introducimos en el frigorífico. Dejamos reposar durante una hora para que se asienten bien los sabores.

Precalentamos el horno a 190ºC.

- Pasado el tiempo, retiramos el papel y envolvemos el solomillo con una lámina de hojaldre dejando la parte de la junta hacia abajo.

- Untamos el hojaldre con huevo batido y lo ponemos en una bandeja de horno con papel de hornear. 

- Decoramos con la otra hoja de hojaldre como más nos guste. Pincelamos bien con el huevo batido.

- Horneamos el solomillo durante 30 minutos, hasta que está bien dorado el hojaldre. Si vemos que se dora pronto, lo cubrimos con papel de plata, para que siga cociéndose el interior.

- Sacamos del horno y dejamos reposar cinco minutos. Servimos en caliente.


¡A disfrutar!

Puede que también te guste...

0 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES