Naked Cake de Red Velvet, perfecto para San Valentín

febrero 14, 2020

Como no es de sorprender, yo también me sumo a la fiebre del Red Velvet en estas fechas. Yo esta vez he optado por un Naked Cake de Red Velvet que es impresionante. Os tenéis que animar a hacerla en casa porque la jugosidad y humedad el bizcocho os va a encantar. ¡No os la perdáis!


Lo reconozco: no he sido original. Estoy con poco tiempo y no he podido lanzarme con una receta con la que sorprenderos y he tenido que sacar tiempo para poder hacer esta receta clásica de Naked Cake de Red Velvet... Pero, ¡y lo bonito que queda! Es un triunfo en estas fechas así que tampoco voy a llorar mi falta de originalidad. No hay blog que se precie en el que no hay una buena receta de este tipo de tarta... ¡Así que espero que os animéis a hacer la mía!


Prometo que el año que viene me animaré con algo más elaborado, más pensado... me apetecía mucho hacer bombones, pero no he tenido tiempo para pensar en cómo rellenarlos... así que a ver si el año que viene consigo prepararlos y traer una deliciosa receta de estos fabulosos dulces con los que podáis sorprender a vuestros seres queridos.

Vosotros, ¿qué habéis hecho? Me encantará leeros en redes sociales, animaos a contarme vuestras creaciones... o vuestros planes, ¡para darme envidia!



La tarta por excelencia de San Valentín es el Red Velvet y yo no quería perder la oportunidad de preparar esta deliciosa y fantástica versión. ¡Tenéis que probar en casa esta genial Naked Cake de Red Velvet! ¡Insuperable!



NAKED CAKE DE RED VELVET
Dificultad: Fácil
Horneado: 35 mins
Tiempo: 50 mins + horneado (aprox) 
Temporada: San Valentín
Raciones: 12 personas
Etiquetas: Postre, Tarta
Trotamundos: EEUU y Canadá
INGREDIENTES
Para la tarta
180 ml de aceite de girasol
320 gr de azúcar
340 gr de harina
Tres huevos
Tres cucharadas de cacao puro
Una cucharadita y media de vainilla en pasta
Un pelín de colorante rojo fuerte en pasta
Una pizca de sal
Una cucharadita y media de bicarbonato de sodio
320 ml de leche entera
Zumo de un limón
Dos cucharaditas de vinagre blanco

Para la crema
300 gr de queso crema
220 gr de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr de azúcar glacé


CÓMO SE HACE
Precalentamos el horno a 180ºC.

- Preparamos, engrasamos y enharinamos bien dos moldes de 20 cm de diámetro.

- Ponemos la leche en un vaso y añadimos el zumo de limón. Dejamos reposar unos ocho minutos hasta que parezca que se ha cortado.

- Tamizamos la harina con el cacao y reservamos.

- En un bol amplio añadimos el aceite, el azúcar y los huevos. Batimos bien hasta que se hayan integrado todos los ingredientes.

- Añadimos la harina y el cacao poco a poco, intercalándolo con la leche cortada. Seguimos batiendo.

- Mezclamos en un vaso el vinagre con el bicarbonato de soda. Cuando burbujee (dos segundos) lo echamos en la mezcla.

- Cuando tengamos una mezcla homogénea añadimos el colorante y la vainilla. Batimos.

- Repartimos la masa en los dos moldes. Intentad que caiga la misma usando un peso y a cucharadas.

- Horneamos durante 35-40 mins, hasta que al introducir un palillo este salga limpio.

- Dejamos enfriar en el molde durante 5 minutos y desmoldamos con cuidado.

- Traspasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.

- Toca preparar la crema. Para ello, batimos la mantequilla con el azúcar glacé hasta que esté bien incorporado.

- Añadimos el queso, que debe estar frío. Batimos bien hasta conseguir una crema homogénea, sin grumos.

- Ahora vamos a montar la tarta. Con una lira vamos a nivelar los dos bizcochos y vamos a cortarlos por la mitad. Si sois muy mañosos podréis hacerlo con un cuchillo grande de vuestra cocina. Yo prefiero usar la lira, quedan mejor. Obtendremos cuatro planchas.

- Colocamos uno de los bizcochos en la base en la que vamos a servir la tarta. Ponemos tres cucharadas de crema de queso encima y las extendemos bien por toda la superficie.

- Colocamos otro bizcocho encima y lo nivelamos: debe estar recto. Repetimos esta parte con los cuatro bizcochos. La capa de arriba debe ser ligeramente más gruesa y debe tener un acabado mejor, perfecto.

- Cubrimos toda la superficie lateral con una capa fina de crema de queso que nos ayudará a que quede homogénea, pero dejando que se vean los bizcochos.

- Decoramos con migas que nos hayan sobrado de los bizcochos.

- Servimos a temperatura ambiente.



¡A disfrutar!

TRUCOS Y CONSEJOS
Esta tarta hay que guardarla en la nevera al llevar queso crema. Para no servirla super fría, dejad que esté un cuarto de hora a temperatura ambiente antes de servirla.

Puede que también te guste...

0 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES