-->

Albóndigas en salsa de almendra, amor a primera vista

enero 18, 2018

¿Os gustan las albóndigas? ¡Tenéis que probarlas entonces con esta receta: albóndigas con salsa de almendra! Una deliciosa combinación que os hará disfrutar de una deliciosa receta tradicional con un toque diferente. ¡Qué más se puede pedir! Os dejo con la receta porque sé que os va a enamorar como me ha pasado a mí. ¡Ya me contáis!



Hay recetas de las que se enamora uno a simple vista. Eso me pasó a mí con estas albóndigas en salsa de almendra que vi en el blog de mi amiga Miriam, El Invitado de Invierno. Una receta tradicional con un toque diferente que las hace súper atractivas. Las albóndigas son uno de mis platos favoritos y soy incapaz de no pedirlas en un restaurante... ¡y estas caseras son la bomba!

La salsa de almendra es sin duda el toque definitivo que las hacen mucho más atractivas. Una salsa muy sencilla de hacer y que no es tan contundente como suena, principalmente porque no lleva ningún lácteo, especialmente señalar que no lleva nata, ¡con las almendras es más que suficiente! La verdad es que es una salsa que podéis hacer para acompañar cualquier tipo de carne, no solo estas deliciosas albóndigas.

Hay recetas de las que te enamoras... ¡y estas albóndigas en salsa de almendra es una de esas! ¿Las habéis probado ya? ¡A qué esperáis!



Es una receta muy sencilla que os animo a hacer en casa. Si tenéis algún problema, duda o sugerencia, hacédmela llegar a través de las redes sociales, comentarios o por email. Intentaré contestar lo antes posible... A veces estoy a mil cosas y es imposible hacerlo al instante... pero lo haré en cuanto pueda. ¡Muchas gracias por seguirme y hacer las recetas del blog! Me hace mucha ilusión ver vuestros resultados.

ALBÓNDIGAS EN SALSA DE ALEMDRA
Dificultad: Fácil
Horneado: Sin horno
Tiempo: 40 mins (aprox) 
Temporada: Invierno
Raciones: 4 personas
Etiquetas: Carne
Trotamundos: Europa
INGREDIENTES
Para las albóndigas
100 gr de miga de pan
Un huevo
500 gr de carne decternera picada
Media cebolla
Dos diente de ajo
Una pizca de nuez moscada
Sal y pimienta al gusto
Harina para rebozar
Para la salsa de almendra
200 ml de caldo de pollo
200 ml de vino blanco
40 gr de almendras crudas
Una pizca de sal
Una pizca de pimienta
Una pizca de azafrán
Una rebanada de pan
Tres dientes de ajo
Tres cucharadas de aceite de oliva

CÓMO SE HACE
- Comenzamos con las albóndigas y para ello mojamos el pan en un poco de agua y lo escurrimos bien con las manos.

- Picamos bien la cebolla. Reservamos.

- En un mortero majamos bien el ajo. Reservamos

- En un bol amplio ponemos la carne y añadimos el pan, el huevo batido ligeramente, la cebolla picada, el ajo majado, la nuez moscada y mezclamos bien.

- Salpimentamos al gusto. Mezclamos bien con las manos o con el tenedor.

- Formamos con la mano bolas del tamaño de una nuez, más o menos, dependiendo de cómo os gusten de grandes las albóndigas.

- Enharinamos ligeramente las bolas. Reservamos.

- En una cacerola amplia, calentamos a fuego medio-alto un chorrito de aceite y vamos a freír ligeramente, hasta dorar, las albóndigas. No tienen que hacerse por dentro, solamente sellarse bien y dar sabor al aceite. Retiramos y reservamos.

- Ahora vamos a hacer la salsa de almendra. En ese mismo aceite en el que hemos freído las albóndigas, vamos a freír el pan, las almendras y los ajos pelados.

- Trituramos todo con una batidora con un chorrito del caldo de pollo. No vamos a conseguir una apariencia líquida, más bien basta y gruesa. Esa es la consistencia, no os preocupéis.

- Limpiamos ligeramente la cazuela y añadimos los líquidos: vino y caldo de pollo. Añadimos el azafrán, la pimienta y la sal. Calentamos a fuego medio.

- Añadimos la mezcla de almendras y mezclamos bien toda la mezcla. Dejamos a fuego medio-bajo durante 5 minutos.

- Añadimos las albóndigas a la salsa y dejamos cocinar al menos 20 minutos a fuego bajo.

- Rectificamos de sal y pimienta si es necesario.

- Servimos en caliente con una pizca de perejil picado.

¡A disfrutar!

TRUCOS Y CONSEJOS
Podéis hacerlas con la carne que más os guste: ternera, cerdo, mezcla, pollo...
Podéis añadir dos cucharadas de azúcar a la salsa si queréis, Miriam lo hace en la receta original.
Este plato está más bueno al día siguiente... ¡Os lo aseguro!

Puede que también te guste...

3 comentarios

  1. ¡¡ Es cierto que enamora...!! ésa salsa de almendras fritas, con sus ajos y pan fritos es la base de muchos, muchísimos platos de la cocina tradicional malagueña, de la que soy una fiel defensora (más de 500 platos tradicionales en mi blog). Le animo, ya que le ha cautivado ésa deliciosa salsa, a probarla con pescado, con rape es espectacular, o el famosísimo "caldillo de pintarroja" o en cazuelas con pollo y patatas.......
    Por cierto, encantada de conocer su blog, es fantástico y comentarle: ha bordado Vd. las albóndigas en salsa de almendras...las fotos preciosas.
    Enhorabuena, desde "Mi Cocina" un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ooooh! Qué ilusión! Bienvenida. Me lo apunto para echar un ojo en cuanto pueda!¡Muchas gracias!

      Eliminar
  2. Te odio un montón porque tus albóndigas son más bonitas que las mías XD.

    ResponderEliminar

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES