Con un té, un café... ¡o solos: financieros de avellana y chocolate!

mayo 21, 2014

Llevo una semana de locos y tengo el blog un poco descuidado... prometo ponerlo al día en cuanto acabe los exámenes, pero ahora no puedo hacerlo. Pensaba que no iba a ser capaz de sacar un rato para poder publicar esta deliciosa receta... ¡pero aquí esta! Voilà! ¡Espero que os gusten estos deliciosos financieros que he preparado gracias a la aportación de Lékué!

Llevaba muchísimo tiempo queriendo preparar financieros: me parecen un aperitivo rápido, sencillo y versátil con el que se puede sorprender a nuestros invitados. Así que en el momento en el que Lékué me dijo que querían colaborar con el blog, no me lo pensé y les pedí el molde para prepararlos. ¡Es una maravilla! Además de este fantástico molde, me hicieron llegar un tapete de silicona para hornear y un rollo para preparar maki... ¡Nos vamos a llevar muy bien!


¡Qué ganas de tener más tiempo para poder preparar sushi como Dios manda! ¡Este verano pienso ponerme las botas! Tranquilos, pienso compartir las recetas con todos. Prometido.

La verdad es que esta receta de financieros es una pasada. Salen unos bizcochos muy jugosos y con un sabor a avellana deliciosos. ¡No podéis dejar pasar la oportunidad de hacerlos!


Hoy, por fin, me he quitado de encima el examen de francés de la Escuela de Idiomas. ¡Menuda semana! Se me ha juntado con los exámenes de la UNED: mañana tengo de Lengua Española y el viernes de Literatura Clásica. La verdad es que son los exámenes que peor preparados llevo... porqué no acaba todo el viernes. No. Dentro de dos semanas tendré los duros: Literatura Inglesa I y Literatura Americana I. ¡Qué ganas de acabar!


El día que acabe todos los exámenes no sé qué voy a hacer... Bueno sí: ¡COCINAR! Lo tengo claro. Llevo varios días sin pisar la cocina, sin salir casi del cuarto más que para ir a correr y a los exámenes y tengo unas ganas locas de encender el horno o los fuegos, coger los cuchillos, la batidora, los boles... ¡Aaaaay! Desvaríos varios en época de exámenes. Siempre me pasa... ¡No me lo tengáis en cuenta!


No quería despedirme sin antes enviar un abrazo muy fuerte a mi hermano, que está en Alemania, y que se acordó de mí en uno de sus múltiples viajes (a Turquía, en este caso) y me trajo estas tazas tan bonitas y el cazo para hacer el café turco. ¡Muchas gracias Mikel!

En fin, os dejo con la receta. Es muy sencilla y seguro que os animáis a hacerla en casa. ¡Espero que os guste!



Financieros de avellana y chocolate

Dificultad: Fácil
Tiempo horneado: 15 mins (aprox)
Raciones: 18
Etiqueta: Aperitivo dulce
Trotamundos: Europa



          5 claras de huevo
          1/4 cucharadita de levadura
          150 gr de azúcar glacé
          70 gr de mantequilla
          60 gr de harina
          Una cucharadita de avellana en pasta
                *O 40 gr de avellanas picadas muy finas
          Una cucharadita de vainilla en pasta
          15 gr de cacao puro
          Un puñado de avellanas tostadas
          Molde de financieros de Lékué

- Precalentamos el horno a 190ºC.

- En un cazo fundimos la mantequilla y dejamos que adquiera un tono tostado... ¡Cuidado que no se queme!

- Tamizamos la harina y la levadura. Reservamos.

- En un bol amplio batimos el azúcar con la harina y la levadura hasta que esté todo bien integrado.

- Añadimos las claras de huevo ligeramente batidas.

- Añadimos la avellana en pasta (o las avellanas picadas) y la vainilla en pasta y mezclamos hasta que consigamos que quede una masa uniforme.

- Agregamos la mantequilla mientras no paramos de batir.

- Separamos 1/3 de la masa en un cuenco y le añadimos el cacao. Batimos bien para que se integre.

- Tendremos ahora dos masas: una de avellana (2/3) y una de cacao (1/3). Rellenaremos nuestros moldes de financieros casi hasta el borde, dejando un poco de margen para que puedan crecer en el horno.

- Yo los he rellenado más o menos hasta la mitad de la masa de avellanas y después he añadido en el centro media cucharadita, o un poco más, de la masa de cacao. Después con un palillo he mezclado ambas masas para que se forme una especie de marmolado.

- Picamos y repartimos las avellanas entre los financieros. Yo he puesto una avellana y media en cada molde, más o menos.

- Horneamos durante 13-15 minutos, hasta que veáis que se doran un pelín los bordes.

- Dejamos enfriar en el molde durante 5 minutos y traspasamos a una rejilla. Dejamos enfriar por completo.

- Servimos en frío, acompañando un café, un té, un vaso de leche... ¡Lo que os apetezca!


¡A disfrutar!

Puede que también te guste...

12 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES