Preparándome para la gran noche del cine: galletas de avellana

febrero 27, 2014

Para los que no lo sepáis, soy un cinéfilo de los grandes, de los que disfruta la temporada de los premios como nadie y los que sigue todos los pasos antes de los Oscars. Es algo que me encanta y que nadie me va a cambiar nunca. Por eso he preparado estas galletas: para vivir la noche de los Oscars en condiciones.


Este año he visto varias de las nominadas, no tantas como quisiera, y creo que tengo una favorita. Aunque me han gustado las tres favoritas (La gran estafa americana, Gravity y 12 años de esclavitud), creo que la que más me ha gustado e impactado ha sido Gravity. Las tres están muy bien pero si lo pienso, la que sé que voy a recordar con el paso de los años es la película de Alfonso Cuarón, las otras es más fácil que caigan en el olvido.

Todas las nominadas a los Oscar de este año
Gravity es técnicamente perfecta, la trama no es nada del otro mundo, pero se puede decir que es cine en estado puro. Una de esas películas que quieres ver en la pantalla grande (yo tuve la suerte de verla en 3D en el Festival de San Sebastián y aluciné). Sin embargo, no sé que me da que el domingo el nombre que sonará será 12 años de esclavitud: de las tres, la que menos me ha gustado.


Sin embargo, este año ha habido grandes películas que no han sido reconocidas en los premios. No me quiero olvidar de Una cuestión de tiempo (la mayor sorpresa del año), El gran Gatsby (increíble ambientación, vestuario...) o Al encuentro de Mr. Banks (muy Disney, lo sé, pero me encanta). Mención aparte la gran película animada del año y que espero que recoja la estatuilla el domingo: Frozen.

Otras películas que me han gustado este año. ¡Espero que Cate Blanchett lo recoja por Blue Jasmine!
Y quiero dejar un pequeño hueco para las películas de ciencia ficción y fantasía, las que normalmente los académicos pasan por alto y nunca están presentes en las grandes categorías. Sabéis que me encantan estos géneros y este año destacan En llamas y El Hobbit: La desolación de Smaug. Espero que en el futuro este sea un género que sea igualmente reconocido.

¡Ah! Cuando vayáis al cine, cuidado con las palomitas, que no se os caigan... ¡A mí se me han caído hasta las de las galletas!
Así que, como veis, ya tengo todo preparado para la gran noche del cine, tengo mis quinielas, mis favoritos y estoy dispuesto, otro año más, a levantarme a las 2.00 de la mañana para ver y disfrutar de esta noche tan especial. Seguro que a más de uno le parece una locura, lo sé, pero eso no me va a impedir que este domingo este comiéndome unas galletas de avellana mientras leen los ganadores de los (supuestos) mejores trabajos en el cine de 2013. ¡Espero que os gusten!

Por cierto, tuve problemas con la cámara, no sé por qué, y se me borraron parte de las fotos del paso a paso (yo que lo había hecho todo bien explicadito) y las del montaje, que esas sí pude repetirlas. Lo siento.



Galletas cinematográficas de avellana

Dificultad: Fácil
Tiempo horneado: 12-15 mins (aprox)
Raciones: 25 galletas
Etiqueta: Aperitivo Dulce, Galletas
Trotamundos: EEUU y Canadá


          Para la masa:
          250 gr de mantequilla a temp. ambiente
          250 gr de azúcar glacé
          2 huevos
          Una cucharadita y media de praliné en pasta
          Un puñado de avellanas picadas
          600 gr de harina

          Para la decoración:
          200 gr de azúcar glacé
          40-45 gr de clara de huevo pasteurizada
          Una cucharadita de extracto de vainilla (sin color)
          3/4 de cucharadita de cremor tártaro
          Colorantes en gel
          Papel de azúcar comestible


- Comenzamos mezclando bien la mantequilla con el azúcar, hasta que se forme una especie de crema, pero que no se quede muy blanda.

- Añadimos los huevos, uno a uno, sin parar de batir.

- Añadimos el praliné y las avellanas. Si no tenéis praliné, tranquilos, no pasa nada, echad un poco de extracto de vainilla.

- Cuando esté todo bien mezclado, añadimos la harina, a cucharadas, dejando que se vaya incorporando poco a poco a la mezcla. Yo las galletas las hago con robot de cocina, pero se pueden hacer con las varillas eléctricas. A mano será más difícil.

- Cuando tengamos la masa bien unida, la pasamos a una superficie de trabajo ligeramente enharinada. La trabajamos un poco con las manos y la envolvemos en papel film. La refrigeramos durante al menos una hora y media. La masa si está fría será más fácil de cortar, el corte será más limpio.

- Pasado el tiempo, sacamos la masa. En una superficie ligeramente enharinada, vamos amasando la masa y con un rodillo vamos aplanándola. Para las galletas de póster de cine no he usado cortador, porque no tenía rectangular (así han salido algunas) y para las de la caja de palomitas he seguido este procedimiento:

1. Cortamos con un cortador circular con pequeñas ondas.


2. Cortamos una línea recta abajo. Por si os sirve, he cortado siete ondas. Si vamos contando las ondas no saldrán más proporcionadas.


3. Cortamos los lados como se ve en la imagen. Cada lado cubre nueve ondas, más o menos.


- Vamos colocando las galletas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Dejamos un centímetro entre galleta y galleta, a veces crecen ligeramente en el horneado.

- Refrigeramos las galletas durante al menos dos horas, de esta forma no perderán la forma en el horneado.

- Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

- Pasado el tiempo, metemos una bandeja al horno y horneamos durante 12-15 minutos, hasta que veamos que los bordes se van dorando.

- Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

- Horneamos el resto de bandejas.

DECORAR CON GLASA

- Para preparar la glasa tenemos que batir la clara pasteurizada con el azúcar glacé tamizado a una velocidad constante. Es recomendable que guardemos dos o tres cucharadas de azúcar glacé por si acaso hace falta cambiar la consistencia más adelante.

- Cuando la glasa comience a espesar añadimos el cremor tártaro y la vainilla y seguimos batiendo.

- Debemos batir hasta conseguir una consistencia parecida a la de la pasta de dientes, que al levantar las varillas no se caiga. Si vemos que no lo conseguimos podemos añadir más azúcar glacé, pero no nos pasemos, vamos añadiéndolo poco a poco.

- Ya tenemos la glasa preparada. Esta es la que se llama GLASA DE DELINEADO. Es la que usamos para marcar las líneas que después rellenaremos o para los detalles. Yo he separado más o menos la mitad de esta glasa, la utilizaré para delinear.

- Tapamos el bol de la mitad que sobra con papel film. Es muy importante que no esté en contacto con el aire mucho rato ya que se secaría y se endurecería.

- Dividimos esa mitad en tres platos, poniendo en uno menos cantidad que en los demás. Tened en cuenta que no necesitamos mucha glasa para delinear, cuando más usamos es para rellenar.
  • El plato en el que haya menos glasa separada debemos teñirlo de marrón (Dark Brown de Sugarflair). Es el que usaremos para los puntitos de las palomitas.
  • Uno de los platos lo dejaremos blanco.
  • El otro los pintaremos de amarillo. Yo he usado Amarillo Dorado de Wilton. No uséis mucho colorante, es muy fuerte.
- Cada vez que teñimos un color lo metemos en una manga pastelera o cubrimos el plato con papel film. 

- Yo he utilizado boquillas del nº2 de Wilton para delinear, excepto en la marrón, que he usado la número 1 (quería dibujos más finos). Os recomiendo que uséis adaptadores de boquilla en las mangas pasteleras con este tipo de boquilla tan pequeña, ya que bailan mucho en la manga y no podemos ser tan precisos.

- Cerramos con un nudo las mangas pasteleras y ponemos un palillo en la boquilla para que no entre aire. Al final tendremos tres mangas pasteleras de delineado: marrón, blanco y amarillo.

- Volvemos a la mitad que nos quedaban de glasa. A estos les vamos a ir añadiendo gotas de agua, poco a poco, hasta conseguir que al cogerla con una cuchara y volverla a echar en el recipiente el dibujo que se forme desaparezca en menos de 5 segundos. Esto es a ojo, no hay un número exacto de gotas de agua. Deberéis ir echando y viendo cómo va el asunto. Si os pasáis podéis añadir un poco más de azúcar glacé y volver a intentarlo.

- Esta sería la que llamaremos GLASA DE RELLENO.

- Dividimos la glasa en dos porciones más o menos iguales. Una la teñimos de color rojo. Yo he usado Rojo Intenso, de Wilton. Al principio parece que se queda casi rosa oscuro, pero con el paso del tiempo (horas) va cogiendo el color rojizo.

- Rellenamos dos mangas pasteleras con la glasa. Yo he usado boquillas del número 2 de Wilton.

- Ya tendríamos todo lo necesario para empezar a decorar nuestras galletas.

- Siento no tener fotos de cómo se hacen, se perdieron. ¡Qué rabia!


CAJAS DE PALOMITAS

- Yo, con un rotulador de tinta comestible, hice el dibujo aproximado de cómo quedarían las cajas y las líneas necesarias de cada caja, de forma orientativa. De esta manera tenía que seguir esas líneas a la hora de delinear.

- Hice las cajas de dos formas:

Primera forma: Delinee la caja con glasa blanca de delineado, haciendo todas las líneas. Dejé que se secaran. Rellené con glasa blanca de relleno los huecos alternos y cuando se secó rellené las partes rojas con glasa roja de relleno. Con un palillo vamos extendiendo bien la glasa para que llegue a los huecos que deseamos.

Segunda forma: me lancé a hacer las galletas sin delinear, ¡directamente con glasa de relleno! Como tenía el dibujo hecho con tinta comestible, lo que hice fue rellenar los huecos que irían de blanco sin llegar a tocar los bordes dibujados. Después con un palillo fui extendiendo la glasa hasta llegar al borde. Dejamos secar y hacemos lo mismo con el color rojo.

- Es importante que dejemos secar antes de pasar al siguiente color.

- Cuando la caja esté bien seca, pasamos a las palomitas.

- Con glasa blanca de delineado vamos haciendo puntos de diferentes tamaños en la parte de arriba de la galleta, donde van las palomitas. Para hacer los puntos no tenemos más que apretar la manga sin moverla. Variando la presión saldrán puntos de diferentes tamaños. Lo importante es ir variando los tamaños.

- Cuando hagamos varias palomitas blancas, en los huecos, repetimos el mismo procedimiento pero con la glasa de delineado amarilla. También, vamos haciendo puntos de diferentes tamaños.

- Debemos hacerlo rápido ya que, antes de que se sequen, con la glasa de delineado marrón iremos haciendo pequeños puntos en algunas de las palomitas que ya hayamos hecho.

- Dejamos secar.

- Cuando estén secas, repetimos el mismo procedimiento pero haciendo los puntos se glasa encima de los ya existentes. De esta manera daremos un look más tridimensional a nuestras palomitas. ¡Las palomitas no son simples puntos! Repetimos con el blando, el amarillo y el marrón.

- Podemos incluso repetirlo una tercera vez.

- Podemos hacer palomitas cayendo de la caja, todas fuera de la caja... ¡viva la imaginación!

- Dejamos secar por completo.

- ¡Ya tenemos nuestras cajas de palomitas!


PÓSTERS DE PELÍCULAS

- Recortamos los posters de las películas de papel comestible.

- Con glasa de delineado blanco, hacemos cinco puntos en nuestras galletas, como si hiciésemos el "5" de un dado.

- Colocamos con cuidado el póster encima. Tenemos que intentar que los puntos que hemos dibujado con glasa coincidan, más o menos, con las cuatro esquinas y el centro del póster.

- Dejamos secar.

- Delineamos con glasa blanca de delineado, haciendo el borde al póster.

- Dejamos secar.

- Cuando esté seco podemos acabar de decorar. Yo le he dado un toque satinado, brillante, a las imágenes utilizando un pincel y polvos satinados de la marca Rainbow Dust. Cogemos el pincel, lo introducimos en los polvos, descargamos parte en la tapa del bote de los polvos y pintamos con cuidado la superficie de las galletas, dándole ese toque brillante. No hace falta utilizar mucha cantidad de polvos, quedará feo, es mejor que el brillo sea sutil.

- Además, para darle el toque final, he pintado los bordes de glasa de dorado, utilizando un pincel fino y colorante metalizado color oro de Rainbow Dust.

- Dejamos secar bien.

- ¡Ya tenemos nuestras galletas de película! ¡Todo listo para la gran noche del cine!


¡A disfrutar!



- Yo imprimí el papel comestible en Acaramelada (Madrid) cuando fui a visitarles, pero podéis pedir que os lo envíen por correo. 

- La próxima vez que las haga intentaré sacar fotos para poder publicarlas... ¡Qué rabia! :(

Puede que también te guste...

28 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES