Cupcakes de cheesecake y frambuesas... ¡de muerte!

septiembre 10, 2013

Una de las cosas que más me gustan de este mundo es la tarta de queso. Muchos la coronan con frambuesas o fresas. Yo suelo hacerlo con chocolate (sí, me encanta esa combinación), pero esta vez he probado a hacer unos cupcakes inspirados en las tartas de queso con frambuesas y ha salido esto:


¡Wow! Esa es la palabra que describe estos nuevos cupcakes que he hecho. Tengo que decir que si no fuese por las frambuesas que me dio una lectora de este blog no hubieran sido posibles. Gracias Marisa Mendía por las frambuesas, ¡estaban de muerte! 

No os podéis imaginar la ilusión-alegría que me lleve cuando aparecieron en mi casa. Yo no estaba y se las había dejado a mi vecina. Nadie sabía quién me las había regalado (había quién me pedía que las lavase antes, por si acaso) hasta que comentándolo con mis amigos, uno de ellos, Fernando, me dijo que eran de su madre, que se había olvidado comentármelo. ¡Más ilusión todavía! ¡Gracias de nuevo, Marisa!


Así que ya sabéis, todo regalo será muy bien recibido y enseguida le encontraré uso. Por cierto, me han enviado una nueva receta. Una que llevaba mucho esperando y que espero hacer muy pronto. ¡Ya os iré contando! ¡Me encanta que me envíen/traigan/den cosas!

Me he apuntado al Amigo Invisible Gastronómico. En la próxima entrada os contaré más sobre qué es, pero, en resumen, es una iniciativa en la cual tu recibes el nombre de otro blogger y tienes que enviarle un regalo. ¡Qué ilusión! ¿Quién me tocará? ¿Le conoceré? ¿A quién le tocaré? ¡Qué nervios! ¡Me encanta el Amigo Invisible!


Creo que necesito comentar lo que TODO el mundo está comentando, más aún siendo blogger gastronómico. Sí, me refiero a las maravillosas y "relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor". ¡Qué fue eso! No me gusta hablar de política en el blog, ni mucho menos, pero si hay algo que me indignó este sábado fue la ineptitud de nuestros políticos y el desconocimiento de un idioma que se nos está exigiendo a TODOS para TODOS los puestos de trabajo. ¿Por qué no son ellos los primeros en aprender inglés? Vergüenza daba oír a los representantes de Tokyo y Estambul en inglés y pensar que los nuestros lo harían en castellano o... en esa variedad/dialecto/idiolecto que utilizó Ana Botella. ¡Pónganse las pilas!


¡Ya me he desahogado!

Y no he querido meterme en más asuntos...

Y para endulzar un poco este momento un pelín amargo os comento cómo son estos maravillosos cupcakes que he preparado. La base es una mezcla de cheesecake con bizcocho de frambuesa cubierto con una crema de queso y coronado con frutas del bosque. Suena bien, ¿verdad? ¡Pues está aún mejor! Y si no, ¡mirad que mordisco!

¡Ñaaaam! ¡Ñaaaaam! ¡Mirad cómo resbala el sirope!

¡Mmmmmmmh! Qué pena que el sirope no deje ver la frambuesa que lleva el bizcocho. Tampoco se aprecian del todo los dos colores de la base. Pero que sepáis que se ha convertido, sin duda, en uno de mis cupcakes favoritos. ¡Sin duda he dicho! Os dejo la receta.




Cupcakes de cheesecake y frambuesas

Dificultad: Fácil
Tiempo horneado: 30 mins (aprox)
Raciones: 12 cupcakes
Etiqueta: Cupcake


          Masa
          75 gr de mantequilla
          50 gr de queso en crema (Philadelphia)
          220 gr de azúcar blanco
          3 huevos
          180 gr de harina
          Una cucharadita de levadura tipo Royal
          Una cucharadita de extracto de vainilla
          Una cucharadita de frambuesa en pasta
          36 frambuesas (más o menos)

          Buttercream
          100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
          150 gr de queso crema
          250 gr de azúcar glacés

          Decoración
          Sirope de fresa
          Frambuesas
          Moras
          Almendra crocanti



- Precalentamos el horno a 170ºC.

- En un bol mezclamos la mantequilla y el queso con el azúcar hasta que consigamos una mezcla cremosa y homogénea.

- Añadimos los huevos uno a uno y vamos batiendo para incorporarlos de forma uniforme.

- Tamizamos la harina con la levadura y mezclamos con una espátula mediante movimientos envolventes, intentando que entre poco aire en nuestra masa.

- Dividimos la masa en dos boles:

  1. A la primera le añadimos el extracto de vainilla y mezclamos bien.
  2. A la segunda, la frambuesa en pasta y mezclamos hasta que se integre. Si la mezcla no ha quedado muy rosa podemos añadir un poco de colorante en pasta con un palillo. Yo utilizaría Claret, de Sugarflair, pero yo no he necesitado.
- Colocamos las cápsulas en la bandeja de cupcakes.

- Llenamos un tercio de los papeles con la masa de vainilla y el otro tercio con la masa de frambuesa. Es muy difícil calcular así que no os comáis mucho la cabeza.

- Ponemos tres frambuesas en cada uno de los papeles.

- Metemos en el horno y horneamos durante 25-30 minutos, hasta que al introducir un palillo salga limpio.

Aquí se ven los dos colores y las frambuesas... ¡Ñaaaam!
- Dejamos 10 minutos en la bandeja y las desmoldamos en una rejilla, donde las dejaremos hasta que se enfríen totalmente.

- Mientras, vamos con el buttercream.

- Mezclamos bien la mantequilla con el azúcar glacé. Mi batidora tiene seis velocidades. Primero dejo que se mezcle bien a velocidad baja (1 o 2) y después subo a velocidad alta (6) hasta que vaya aumentando su volumen.

- Echamos el queso cream y seguimos batiendo al menos 5 minutos más.

- Cuando esté bien mezclado y no se note mucho el tacto del azúcar en la lengua, lo metemos en el frigorífico durante al menos media hora para que adquiera más consistencia y cuaje un poco.

- Cuando las bases estén frías y el buttercream tiene la textura y consistencia deseada, pasamos a decorar.

- Yo he utilizado la boquilla 2D de Wilton y he hecho dos rosas, una encima de la otra. He coronado cada cupcake con un poco de sirope de fresa y con algunas frambuesas, una mora y un poco de almendra crocanti.


¡A disfrutar!




- Estos cupcakes tienen una crema de queso, por lo que si no los ingerimos en el momento es mejor guardarlos en el frigorífico. Es recomendable sacarlos un cuarto de hora antes de comérselos para que el bizcocho no esté seco y la crema se ablande un poco.

Puede que también te guste...

6 comentarios

  1. Holaaa!
    Para empezar me ha encantado la entrada, tiene que estar de muerte.
    Y segundo no conocía tu blog y me ha gustado mucho.
    Así que si no te importa, me quedo por aquí.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero verte por aquí entonces ;)
      Un beso

      Eliminar
  2. Madre mía, Iñaki!!!! Vaya pinta de muerte que tienen estos cupcakes, el bizcocho se ve súper esponjosito! Ya he podido comprobar por propia experiencia lo bien que quedan con queso crema! Deliciosos!
    Me encantan las fotos, impresionantes!
    Un besito, compi!
    Montes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montes, en serio, me alegro de que te guste tanto la receta como las fotos ;)
      Un beso!

      Eliminar
  3. Qué pintaza!!! Me gusta muchos tus fotos (mucho) y receta :-) :-)
    Gracias por tu comentario en mi página Facebook!!

    Un beso
    Johlene
    Flavours&Frosting

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu blog, asi que he decidido quedarme como seguidora, con tu permiso.....jaja. Besos de unapalomaenlacocina.blogspot.com

    ResponderEliminar

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!

- SÍGUEME EN INSTAGRAM @JALEOENLACOCINA -

JALEO EN LA COCINA

¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES