Cheesecake de chocolate y calabaza terrorífico

octubre 28, 2015

Ya se acerca Halloween y como siempre os traigo una deliciosa propuesta dulce. Este año he optado por un delicioso cheesecake de calabaza y chocolate que estoy seguro de que os va a encantar. Va decorado como si fuese una calabaza de Halloween, con una terrorífica pero dulce cara. ¡No os lo perdáis!
No sabía que traer este año para estas fechas y al final me decanté por una de mis debilidades: la tarta de queso. Estuve pensando y al final pensé que la calabaza podía ser el ingrediente principal… Como enseguida decidí cómo la iba a decorar, me decanté por incluir un relleno de chocolate dentro de la propia tarta para que acaba de convenceros.
Podéis pensar que es una combinación extraña, pero os aseguro que mis compañeros de trabajo no le dieron mucho tiempo de vida a esta tarta. Muchos se sorprendían de los ingredientes, pero cayeron rendidos ante ella… Yo creo que las tartas de queso son lo mejor que existe… ¡Que se note cuál es mi postre favorito!
Creo que la textura y el sabor son buenísimos y que la decoración de Halloween le da un acabado perfecto para estas fechas… pero no os limitéis a hacerla para esta fiesta, podéis prepararla siempre que queráis y decorarla con otros motivos o con una ganache de chocolate, como hice yo con este cheesecake de cappuccino.
¡Os dejo la receta y os animo a que la preparéis en casa!


Cheesecake de Chocolate y Calabaza 

Dificultad: Fácil
Tiempo horneado: 75 mins (aprox)
Raciones: 12
Etiqueta: Fácil, Cheesecake, Postre, Halloween
Trotamundos: EEUU y Canadá

          Para la base
          120 gr de galletas tipo Digestive
          60 gr de mantequilla

          Para el relleno
          100 ml de nata
          Dos huevos
          150 gr de azúcar
          500 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
          Una cucharada y media de harina
          250 gr de calabaza asada
          Dos cucharadas de cacao en polvo puro
                 + para espolvorear



- Precalentamos el horno a 180ºC.

- Engrasamos el molde con un poco de mantequilla para que luego no se nos pegue el cheesecake.

- Metemos las galletas en una bolsa para congelar. Golpeamos con un rodillo para romperlo todo bien en pedacitos. No tienen que ser muy grandes, pero tampoco que se quede solo en polvo.

- Derretimos la mantequilla y la añadimos a las galletas. Unimos todo bien y lo extendemos por la base del molde.

- Horneamos durante 9 minutos, para que se vaya tostando la galleta.

- Mientras, en un bol grande mezclamos el queso con el azúcar. Yo lo he hecho a mano, con cuidado, sin hacerlo muy rápido, ya que no queremos que entre mucho aire en la masa.

- Añadimos la calabaza asada. Yo la he asado a 180ºC durante 30 minutos y después la he batido con una batidora. La integramos con la ayuda de una espátula.

- Añadimos los huevos uno a uno.

- Añadimos la nata. Mezclamos bien.

- Tamizamos la harina y la incorporamos. Mezclamos bien.

- Añadimos la mitad de la mezcla sobre la galleta.

- Dividimos la mezcla restante en dos: una parte la dejamos igual y a otra le añadimos las dos cucharadas de cacao en polvo tamizado.

- Añadimos la parte de chocolate con una cuchara intentando cubrir la superficie pero sin llegar a los bordes para que no se mezcle. Y que al abrir el molde después, la pared del cheesecake sea uniforme y no de dos colores.

- Cubrimos con la ayuda de una cuchara toda la superficie de la tarta para que quede entera naranja y no esté mezclada con la de chocolate. De esta manera la capa de chocolate queda enterrada dentro de la de calabaza y no se ve desde fuera.

- Horneamos durante 10 minutos a 180ºC. Pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 120ºC y horneamos durante una hora, más o menos.

- Apagamos el horno y dejamos el cheesecake dentro durante al menos cinco horas. Yo suelo dejarlo toda la noche. No abrimos la puerta en ningún momento.

- Sacamos del horno y metemos en la nevera durante al menos dos horas.

- Antes de servir, dibujamos en un folio la cara de una calabaza de Halloween y recortamos los ojos y la boca. Tened en cuenta el diámetro de la tarta. Colocamos el folio sobre la tarta y espolvoreamos cacao puro tamizado sobre los huecos.

- Retiramos con cuidado el folio y nos quedará la cara de la calabaza. 

- Servimos en frío.
¡A disfrutar!

Puede que también te guste...

0 comentarios

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!

- SÍGUEME EN INSTAGRAM @JALEOENLACOCINA -

JALEO EN LA COCINA

¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES