Una mirada al oeste: ¡hamburguesa!

febrero 17, 2014

Con esta receta quiero cruzar el charco y rememorar un fantástico viaje que hice hace ya casi ocho años (¡cómo pasa el tiempo!). Os presento esta hamburguesa de ternera con queso crema y cebolla caramelizada: una combinación que sé que os va a encantar. ¡No os la perdáis, incluyo la receta del pan y de la carne!


Hacía mucho que no publicaba algo salado, desde los garbanzos en fritada. La verdad es que las recetas dulces suelen tener mejor acogida en el blog, pero espero que esta sea bien recibida. Me lancé con una adaptación de las recetas de Annie, de Canal Cocina, con la que me he presentado al concurso para ganar el libro de Cocina Internacional de Canal Cocina. Sé que he elegido una opción muy básica/obvia, pero creo que es una receta que nos gusta a casi todo el mundo y no quería pasar la oportunidad de presentar una manera casera y saludable de hacer esta receta tradicionalmente norteamericana.


Sacar las fotos de esta receta me ha traído muchos recuerdos. Allá por el 2006 mi madre me envió a Seattle a aprender inglés. En cuestión de días se te caen (y reafirman) muchos mitos sobre los estadounidenses. Puede que tuviese una visión sesgada de lo que son ellos, pero cumplen muchos de los estereotipos que tenemos.

þ Las cafeterías de los colegios son como nos las pintan: las animadoras, los deportistas, los de artes...
þ Los vecindarios son como los de las series: hileras de casas con jardín... muchas...
þ Los vecinos se llevan muy bien entre ellos y hacen barbacoas cada dos por tres: yo estuve un mes y fui a seis o siete.
þ La mantequilla de cacahuete la comen con cualquier cosa... hasta en sandwich con mermelada... No hace falta que diga más, ¿no?
þ Los supermercados son enooooormes y tienen todo tipo de comida (sí, también sana... ¡mucha de hecho!).
þ Quemar marshmallows en una hoguera mientras se cuentan historias es muy divertido... más aún si luego te comer el marshmallow ardiendo con un poco de chocolate y galletas graham crackers. ¡Mmmmmh!
þ Los centros comerciales son impresionantes.
þ Sí que son tan incultos como parece, en lo que a geografía se refiere...
þ Un partido de béisbol puede ser MUY emocionante y divertido.
ý No son gente que solo mira por ellos mismos. Son gente que viven en comunidad y están siempre ayudándose. Yo me quedé muy impresionado.
ý No está todo el mundo obeso. De hecho, vi más gente delgada...

Let's go, Mariners!
Yo tuve la suerte de asistir a un partido de béisbol. Sí, ese deporte en el que juegan con una pelota tan pequeña que no ves en todo el partido. Ese deporte que a priori puede parecer aburridísimo pero con el que disfruté como un crío. Vale que el dedo de espuma, el perrito caliente y las ganas de salir en la pantalla de puntuación por hacer el tonto ayudaron bastante a amenizar el partido. Ahí estábamos nosotros, como posesos, animando a los Mariners (el equipo de Seattle). ¡Un abrazo a mis amigas Laura y Carol, que sé que me leen!


Y algo que también recuerdo con cariño son las cenas que preparaba la madre de la familia en la que estaba, los Wilson (sí, muy americano). Ella era dietista y nos preparaba unas cenas increíbles y muy sanas. Me acuerdo que hizo unas hamburguesas con queso y cebolla caramelizada como estas que me llamaron mucho la atención. Puede que fuese la primera vez que comía cebolla caramelizada, no me acuerdo bien. También recuerdo muy bien una cheesecake sin azúcar y el salmón que prepararon para mi cumple... ¡Qué recuerdos!


En fin, que es un país que quiero volver a visitar porque me encantó, me fascinó, y espero hacerlo pronto. ¿Qué parte? No lo sé. Hay muchas ciudades que me encantaría visitar: NY, Boston, Chicago, Los Ángeles, Washington... Habrá que esperar. Hasta entonces, seguiré rememorando buenos momentos con esta hamburguesa. ¡Espero que os guste!



Hamburguesa con queso y cebolla caramelizada 

Dificultad: Media
Tiempo horneado: 12-15 mins (aprox)
Raciones: 4
Etiqueta: Carne
Receta: Adaptadas de las recetas de Annie, de Canal Cocina
Trotamundos: EEUU y Canadá


          Para el pan de la hamburguesa
          200 ml de agua tibia
          525 gr de harina
          Una cucharada de sal (20 gr, más o menos)
          Una cucharada de azúcar (20 gr, más o menos)
          1 cucharada de levadura seca de panadero
          2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
          1 huevo extra grande batido

          Un puñado de semillas de sésamo

          Un huevo batido
          Una cucharada de agua

          Para la carne de la hamburguesa:
          400 gr de carne picada de ternera
          60 ml de tomate frito
          65 gr de pan rallado
          1 huevo grande batido
          1 cucharadita de pimienta molida
          1 cucharadita de albahaca
          1 diente de ajo picado
          45 gr de queso parmesano
          1 cucharadita de sal

          Para acabar la hamburguesa:
          2 tomates
          1 lechuga
          1 lata de queso crema tipo Philadelphia
          1/2 cebolla
          2 cucharaditas de azúcar moreno

- Comenzamos mezclando todos los ingredientes, menos las semillas de sésamo  en un bol amplio. Los podemos amasar a mano o hacerlo con una batidora. Debe quedar una masa homogénea que se separe fácilmente del bol. No debe ser pegajosa.

- Engrasamos un bol con un poco de aceite y colocamos la masa que acabamos de hacer. La tapamos con un trapo húmedo y la dejamos levar durante una hora, hasta que se hinche.


- Pasado el tiempo, deshinchamos la masa y la dividimos en cuatro. Yo he hecho hamburguesas muy grandes, para servirlas como plato único. Podemos pesar cada porción para hacer los panes iguales.



- Les damos forma redondeada con la mano y los colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Los cubrimos con un trapo húmedo y los dejamos que se hinchen durante una hora, hasta que dupliquen su tamaño.



- Precalentamos el horno a 190ºC.

- Mientras tanto, batimos un huevo con una cucharada de agua. Pincelamos la superficie de los panecillos y espolvoreamos semillas de sésamo por encima.

- Cuando el horno esté caliente, metemos los panecillos y horneamos durante 12-15 minutos, hasta que la superficie esté dorada.

- Dejamos enfriar cinco minutos en la bandeja y los traspasamos a una rejilla. Dejamos enfriar por completo.

Para hacer la hamburguesa:

- Mezclamos todos los ingredientes en un bol amplio. Lo mejor es mezclarlos con las manos. Nos cercioramos de que están todos bien integrados.

- Dividimos la carne en cuatro porciones iguales. Lo mejor es hacer una bola con la mano e ir aplastándola con la mano, dándole la forma que deseamos. Como ya tenemos los panecillos horneados medimos el tamaño perfecto que tienen que tener. Es mejor hacerlas un poco más grandes, ya que cuando las friamos disminuirán de tamaño.



- Calentamos aceite en una sartén y freímos bien las hamburguesas. De vez en cuando abrimos un poco de cada hamburguesa para cerciorarnos de que están haciéndose bien por dentro. Cuando estén hechas las retiramos del fuego. ¡Ya las tenemos!

Para hacer la cebolla caramelizada:

- Calentamos aceite en una sartén. Mientras, cortamos la cebolla en forma de medias lunas (a la juliana). Cuando el aceite esté caliente, echamos la cebolla y la freímos a fuego medio hasta que comience a ponerse transparente.

- En ese momento añadimos el azúcar moreno y revolvemos bien para que se extienda bien por toda la cebolla. Dejamos freír durante 15 minutos a fuego medio, revolviendo de vez en cuando. Retiramos cuando consigamos el color marrón característico. ¡Ya tenemos todos los elementos para montar la hamburguesa!

Para montar la hamburguesa:

- Partimos por la mitad los panecillos de hamburguesa. Colocamos hojas de lechuga lavadas sobre la parte de abajo de abajo del pan.

- Cortamos los tomates en rodajas y colocamos dos ruedas sobre la lechuga.

- Colocamos la carne de hamburguesa sobre los tomates.

- Calentamos un poco el queso crema, para que esté más manejable, y echamos un poco sobre la carne de la hamburguesa. Sed generosos, que no va a haber otra salsa en la hamburguesa.

- Colocamos una cucharadita de cebolla caramelizada sobre el queso crema y ya podemos cerrar la hamburguesa.

- Podemos servir acompañadas de patatas fritas. Ya solo queda lo mejor... ¡COMÉRSELAS!


¡A disfrutar!


- Podemos utilizar carne de pollo, de ternera, de cerdo o mixta para hacer la hamburguesa.

- Podéis añadir, obviamente, cualquier otro ingrediente para mejorar o completar la hamburguesa, así como quitar alguno de los que yo uso.

Puede que también te guste...

13 comentarios

  1. Iñaki me ha encantado la receta, las hamburguesas son mi debilidad pero las suelo tomar sólo con queso :) Un día probaré a hacer la carne y el pan como nos cuentas.
    También me ha encantado leer tu experiencia Seattle. Yo nunca he ido a Estados Unidos y tengo muchas ganas de visitar muchas de sus ciudades. Ojalá pronto podamos ir.
    Un beso gigante!

    ResponderEliminar
  2. No me gustan mucho las hamburguesas.. Será porque me tiré un mes en Alemania, comiendo todos los dias en un MacDonald?? Era lo unico que estaba cerca de la academia y con el escaso tiempo de que disponíamos era a lo único que llegabamos.
    La tuya deliciosa, me la apunto para ver si me apetecen más
    Un beso
    desdelacuinadelhort.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Los platos que nos traen recuerdos son los mejores, ¿verdad? Me gusta mucho tomar hamburguesas caseras porque te das un capricho sin sentirte culpable y esta receta me encanta porque siempre que la tomo no dejo nada.

    Saludos.,

    ResponderEliminar
  4. Um hamburguer caseiro é tudo de bom.
    Esta perfeito
    Bj

    ResponderEliminar
  5. Ay con lo de moda que estan las hamburguesas gourmet!!! Tu opción con queso crema y cebolla caramelizada he tenido el placer de probarla y buaaaaaahhh está tremenda!!! Oye, me apunto la receta del pan porque tengo que probarlo, seguro que las hamburguesas caseras (que ya de por sí estan buenísimas) van a ser memorables ;)

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Qué hambre me ha entrado de ver esta rica hamburguesa ;) EEUU no es un país que me llame la atención para nada, pero seguro que es por los prejuicios que tenemos sobre ellos, que luego como todo nada tendrán que ver con la realidad.

    Me pones una como la de la foto para comer ? jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  7. está tudo perfeito e com a receita do pão ainda se torna bem mais tentador, que maravilha.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  8. Pues te ha quedado genial!!!! menuda currada con pan y todo!
    tengo que confesar que la mejor hamburguesa que he comido fue hace 2 años en Nueva York, todavía no me he podido olvidar de ella, era tan jugosa y rica.... Era de cordero acompañada por unos patatones fritos tremendos... que recuerdos me has traido ;)
    un beso! Cris

    ResponderEliminar
  9. Yo acabo de cenar, y ahora mismo si me traes esa hamburguesa volvería a cenar ¡¡impresionante la pinta!! Con lo que me gustan a mi las hamburguesas y te has currado hasta el pan ¡ole, ole y ole!

    Un besote :)

    ResponderEliminar
  10. ¡Muchas gracias a todos por vuestros comentarios! Ya solo me queda animaros para que la probéis, que da mucho placer comer una hamburguesa hecha 100% por nosotros!

    ResponderEliminar
  11. Hola Iñaki! Vengo a conocerte por la mención en el blog de Ariadna. Te felicito por el premio que te ha dado y por tu magnífico blog del que desde ahora sigo encantada. Muy bonito post y muy riquísima receta, para el fin de semana me encantam si me animo la hago.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. He decidido que hoy en mi casa se cena hamburguesas!! Y no cualquiera... mamma mía que pintaka tienen Iñaki!!

    Volveré con nuestras impresiones! ;-)

    Saludos.

    Susana Ugarte - Sugar Oh!

    ResponderEliminar

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!

- SÍGUEME EN INSTAGRAM @JALEOENLACOCINA -

JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES