¡¡¡Nuevo diseño + Layer Cake!!!

septiembre 04, 2013

¡Ya está aquí! ¡Ya ha llegado! Llevaba varios días (más de una semana) pensando e ideando el cambio en el blog. Quería que fuese algo patente y creo que lo he conseguido. ¿Qué os parece? Para celebrarlo os traigo una receta muy chula: layer cake de frambuesa y chocolate blanco.


Sí, he cambiado el diseño. He incluido varias novedades.

1. He cambiado totalmente el diseño de la sección "Recetario" que creo que ha quedado preciosa y perfecta. Está mucho más ordenado, más claro y más bonito. Espero que os guste, ha llevado bastante trabajo reunir todas las imágenes.

2. La imagen principal, claro está, he apostado claramente por los "cacharros" de cocina en todo el diseño. Los podéis ver en muchas de las novedades.

3. El "slider" es ahora más informativo, con la categoría de cada receta; más grande, ocupa casi todo el ancho, al igual que cada entrada/receta; y más bonito, creo, en mi opinión, que queda mejor, vaya.

4. La sección de redes sociales. Ya no quiero que "compartáis", quiero que cocinéis conmigo a través de las redes sociales. Forman una pequeña cocina propia, ya que no todo lo que se cuece está en el blog.


5. El formato de las recetas. Puede que sea lo que más ha cambiado. Sí, sin duda. He incluido una lista con los ingredientes, información esencial sobre la receta, la imagen de la categoría...

6. ¡"Pin it"! Sí, si pinchas en las imágenes aparecerá una cacerola con el símbolo de Pinterest. Si pinchas podrás pinear la imagen. ¡Espero que os guste!

7. ¡Ahhhhh! Ya soy "http://www.jaleoenlacocina.com". ¡Sí! ¡Yuhuuuuuu!

Creo que estos son los cambios más destacables. Puede que se me vaya la "olla" y añada alguno más, pero por ahora es suficiente el trabajo que me he pegado compaginando estudios + blog + nuevo diseño. Necesito un pequeño descanso (un día o dos) para ponerme las pilas y volver de nuevo a las andadas.


Los exámenes... ¡mejor cambiamos de tema! No es que me hayan salido como esperaba, pero todo se verá. Ante todo no hay que desanimarse, ¿no?

Para animarme a mí y a todos vosotros, os traigo una super receta. A mí me ha encantado y queda fantástica. ¿Os he hablado alguna vez de las tartas con degradado de Sweetapolita? Me encantan y desde hace tiempo quería hacer una, pero no encontraba el momento oportuno.

Hasta la semana pasada.

Los primos por parte de madre decidimos hacer una cena y allí me presenté con esta tarta. Sí, casi nos la acabamos, ¡pero es que estaba buenísima! Yo no soy de chocolate blanco, pero el buttercream de este sabor me vuelve loco. ¡LOCO!


Aún tengo que mejorar la técnica del degradado, los bordes perfectos, que las paredes queden lisas... sí, lo sé, no hace falta que me lo recordéis, pero es mi primer intento y estoy contento con cómo me ha quedado. ¡Probaré y probaré hasta conseguir la perfección de Sweetapolita!

¡Lo "HÚRO"!

¡Mirar qué corte! ¡Mmmmmh!
Pero tranquilos, no me voy a volver un maniático y voy a hacer una de estas por día. No. Quiero aprender otras técnicas y probar otras recetas, así que seguirá habiendo variedad en el blog.

Ahora os dejo con la receta, espero que os guste.

¡Me haría ilusión que me dijerais si os gustan o no los nuevos cambios! Gracias a todos vosotros "Jaleo en la Cocina" se va haciendo cada vez más grande. ¡GRACIAS!




LAYER CAKE DE FRAMBUESA Y CHOCOLATE BLANCO

Dificultad: Medio
Tiempo horneado: 50 mins (aprox.)
Raciones: 10-14
Etiqueta: Postre


          Bizcocho (3 moldes de 20 cm)
          200 ml de aceite de oliva suave
          250 ml de leche
          400 gr de azúcar
          375 gr de harina
          4 huevos
          2 cucharaditas de levadura en polvo
          Una cucharadita y media de extracto de vainilla
          2 cucharaditas de frambuesa en pasta
          75 gr de chocolate blanco
          Colorante alimentario rosa (Claret de Sugarflair)

          Un vaso de leche

          Buttercream
          400 gr de mantequilla a temperatura ambiente
          450 gr de azúcar glacé
          Una cucharadita de frambuesa en pasta
          150 gr de chocolate blanco



- Precalentamos el horno a 180ªC.

- En un bol separamos las claras y las metemos en la nevera.

- En otro bol, mezclamos bien las yemas, con el azúcar, la vainilla, la leche y el aceite.

- Tamizamos la harina con la levadura y lo añadimos a la mezcla anterior. Batimos con cuidado con una espátula, sin hacer mucha fuerza y con movimientos envolventes.

- Sacamos las claras y les echamos una pizca de sal. Las montamos a punto de nieve.

- Las añadimos a la mezcla y las integramos con cuidado. Si batimos muy rápido perderán el punto de nieve. Yo utilizo la espátula, no tengáis prisa a la hora de incorporarlas, cuanto menos bajen más esponjoso quedará el bizcocho.

- Separamos la mezcla en tres boles.

  1. En uno añadimos una cucharadita de frambuesa en pasta y un poco de colorante con un palillo. Vamos añadiendo con cuidado el colorante hasta que consigamos el color más intenso, el que más nos guste. Este será el bizcocho de abajo.
  2. En el segundo añadimos una cucharadita de frambuesa en pasta. El bizcocho ya coge un poco de color. Podemos añadir un poco de colorante, muy poco, lo justo para que coja un poco de intensidad, pero debe ser menor que la anterior. Este será el piso del medio.
  3. Derretimos el chocolate blanco al baño maría y cuando lo tengamos lo añadimos a la tercera mezcla, la superior.
- Engrasamos tres moldes de bizcocho de 20 cm cada uno y echamos las mezclas.

- Horneamos durante al menos 50 minutos o hasta que el palillo salga limpio.

- Si veis que sube mucho y se va a quemar, pasado ese tiempo se puede colocar un trozo de papel de plata tapando el bizcocho.

- Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde unos 10 minutos.

- Desmoldamos con cuidado y traspasamos a una rejilla. ¡Ya tenemos los tres bizcochos.



- Para preparar el buttercream, en un bol añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar glacé. Batimos a velocidad media durante tres minutos, hasta que esté más o menos integrado, y después a velocidad alta durante 5 minutos más. La textura debe ser la de un helado, más o menos.

- Separamos el buttercream en dos boles:

  1. Añadimos una cucharadita de frambuesa en pasta y un poco de colorante rosa y batimos hasta que esté bien integrado.
  2. Derretimos el chocolate blanco al baño maría. Dejamos enfriar. Cuando ya no queme, lo añadimos a la mezcla y batimos hasta conseguir uno de los mejores buttercreams del mundo (no soy objetivo, ejem ejem).
- ¡Ya tenemos todo, ahora toca montar la tarta!

- Colocamos sobre una base o bandeja el primer bizcocho, el rosa más intenso. 

- Lo pinchamos con un cuchillo o palillo y lo pincelamos con un poco de leche. Así conseguiremos evitar que se seque y quedará más jugoso. ¡No os paséis!

- Cubrimos con una capa de buttercream de frambuesa. La aplanamos para que quede uniforme con una espátula.

- Colocamos el segundo bizcocho, de frambuesa también, pero con un rosa menos intenso.

Lo pinchamos con un cuchillo o palillo y lo pincelamos con un poco de leche.

- Cubrimos con una capa de buttercream de chocolate blanco.

- Colocamos el tercer y último piso, el de chocolate blanco.

- Lo pinchamos con un cuchillo o palillo y lo pincelamos con un poco de leche.

- Ya tenemos el montaje hecho, "solo" queda cubrirlo. Yo lo he cubierto con una capa de buttercream de chocolate blanco. Es la que se llama "agarramigas", una capa fina con la que conseguiremos compactar las migas del bizcocho.

- Refrigeramos durante 30 minutos, hasta que el buttercream esté firme.

- Cubrimos la tarta en dos capas, una rosa abajo y otra blanca arriba, y lo alisamos todo con una espátula. No tengo buenas fotos del proceso, pero podéis ver el vídeo de Sweetapolita, que es muy útil.



- Cuando lo tengamos bien cubierto, calentamos un vaso de agua e introducimos la espátula durante 5 minutos para que se caliente la hoja. Pasado ese tiempo, sacamos la espátula, la secamos y la pasamos por nuestra tarta para conseguir un mejor acabado, dejándola más lisa.

- Repetimos el proceso hasta conseguir unos bordes casi perfectos y una tarta totalmente lisa.

- Decoramos con diferentes sprinkles: yo he usado chocolate blanco y nonpareils de color rosa.



¡A disfrutar!



· ¡No abráis el horno antes de los 30 minutos! Si lo abrimos antes seguro que acaban pasando cosas raras (se hunde el centro).

· Si no tenéis frambuesa en pasta podéis usar mermelada de frambuesa bien colada.

· Debemos dejar enfriar bien el bizcocho antes de añadir el buttercream, o este se derretirá y ya no habrá nada que hacer, ¡cuidado!


Puede que también te guste...

11 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES