¡Me han salido: Macarons de chocolate y fresa!

junio 13, 2013

Sigo emocionado. No es para menos. ¡Por fin he conseguido hacer macarons! Era mi tercer intento, tampoco he fallado tantas veces, pero creo que era la última oportunidad que me daba para hacerlos. No iba a pasar por otro fracaso. No. Pero sucedió lo inesperado: ¡han salido!


No podía creer que fueran tan complicados. Además, seguía todas las recetas al pie de la letra, me salía todo igual que en todos los paso a paso que encontraba por Internet. ¿Qué pasaba?

Ayer decidí darme otra oportunidad. La última (en realidad estaba seguro de que no sería la última). Me salieron tres bandejas de macarons. ¡Alguno tenía que salir bien! La primera bandeja no salió bien. Crisis. No salía el famoso pie de los macarons. Desesperación. ¿Por qué?


Segunda bandeja. ¡Tampoco! ¡Qué estaba haciendo mal! De aspecto y de sabor salían buenísimos, ¡pero si no sale bien el pie no pueden considerarse éxito!

Empecé a mirar recetas y recetas por Internet. Tenía que encontrar una con algo diferente. En ese momento me encontré con la de mi amiga Ángela, de Quédate al postre. Era la última oportunidad. Y encontré un cambio: bajar la temperatura (yo los horneaba a 170ºC durante 10 minutos; ella a 150ºC durante 15-20 minutos) y bajar la bandeja de horno (la horneaba en la central; ella en la parte baja). Tenía que probarlo.


En el minuto seis, más o menos, los macarons despegaron y dejaron ver ese maravilloso y famoso pie. No sabía si saltar de la alegría o llorar de la emoción. ¡Había salido, por fin!

¡Quedan super bonitos! ¡Y están buenísimos! La superficie es crujiente y el interior es blandito. Se deshace en la boca. ¡Son buenísimos! No sé si son como los de Ladurée de París, pero para mí me valen.


Son mi pequeño éxito. Ya puedo decir que una vez me salieron los macarons. Espero poder hacer pronto de nuevo para confirmar el éxito de esta receta. Agradecer a Ángela ese pequeño consejo indirecto sin el cual no hubiera conseguido hacerlos. ¡Qué emoción! Tal es la emoción que hoy pensaba publicar cake pops o cupcakes y no me he podido resistir.


Os dejo la receta y espero que os animéis. Seguramente muchos fallaréis la primera vez, todos lo hacemos, pero la perseverancia seguro que os hace triunfar. Los míos son de chocolate y fresa, pero ya estoy ideando nuevas combinaciones. Prometo postearlas en cuanto las tenga.

Aquí tenéis la receta:



Ingredientes

- 3 claras de huevos XL
- 110 gr de almendra molida (yo compré la de Vainhé)
- 40 gr de azúcar blanco
- 1 cucharadita de fresa en pasta
- 200 gr de azúcar glacé
- Cacao en polvo sin azúcar para espolvorear

- 100 gr de mantequilla
- 100 gr de azúcar glacé
- 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

Cómo se hace

- Tamizamos bien el azúcar glacé. Añadimos la almendra tamizada. Lo mezclamos bien.

- Tamizamos todo junto dos o tres veces más. Cuanto más tamizado este, mejor.

- Batimos las claras a punto de nieve.

- Cuando estén montadas añadimos el azúcar y batimos hasta que esté brillante.

- Añadimos la fresa en pasta. Batimos bien.

- Añadimos el colorante con un palillo y batimos bien para que se tiña la mezcla. Yo he usado el color "Claret" de Sugarflair.

- Ahora llega la parte más difícil: añadimos la mezcla de azúcar y almendra y vamos incorporándola con una espátula con movimientos suaves, envolventes y lentos. Sin prisa. Si lo hacemos rápido se bajarán las claras.

- Cuando lo tenemos todo bien mezclado, podemos formar ya los macarons. En un papel de horno dibujamos con un rotulador círculos del mismo tamaño. Yo he utilizado el bote de los palillos para dar la forma, me gustaba el tamaño. Con estas guías nos saldrán todos iguales.

- Damos la vuelta a la hoja de papel de horno y la colocamos en una bandeja. Llenamos una manga pastelera con una boquilla redonda grande (yo he usado la nº12 de Wilton). Colocamos la manga en vertical a la bandeja, en el centro de uno de los círculos que hemos dibujado, y presionamos para que salga la masa y se vaya expandiendo por la marca que hemos hecho. Intentaremos que no llegue hasta el borde dibujado, para que si aumenta de tamaño no se nos una a otros macarons.

- Yo los he espolvoreado con cacao en polvo.

- Y ahora: PACIENCIA. Hay que esperar hasta que estén secos, hasta que al tocarlos con el dedo no estén pringosos ni nos dejen huella. Puede tardar de 45 minutos a 4 horas, depende del clima, humedad... A mí me costó dos horas. Dos horas mirando cómo se secaban.

- Cuando están secos precalentamos el horno a 150ºC con calor arriba y abajo. 

- Metemos la bandeja a altura baja y los horneamos durante 15-20 minutos. El famoso "pie" les suele salir a partir del minuto cinco.

- Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre la bandeja.

- Ya solo queda rellenarlos, yo he utilizado un buttercream de chocolate.

- Para el buttercream, he mezclado bien la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glacé tamizado. Cuando la mezcla se ha integrado, añadimos el cacao en polvo tamizado y seguimos batiendo hasta que el buttercream adquiere la textura de un helado.

- Los he decorado con una manga pastelera con boquilla de estrella.
¡A disfrutar!

Puede que también te guste...

8 comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡Gracias! La verdad es que ya era hora de que saliesen jejeje ;) Ya tengo ganas de volver a hacer!

      Eliminar
  2. Pues si que te quedaron bien! A mi me salieron también después de muchas desesperaciones, pero mi horno murió y con el patatero que tengo ahora no salen...
    Geniales! Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, la rabia que da, seguro que ya le tenías el punto cogido al horno. Bueno, ahora a probar y probar hasta que vuelvan a salir ;)

      Eliminar
  3. Enhorabuena! Comprendo tu emoción porque a nosotros nos ha pasado lo mismo, de hecho ayer precisamente publicamos una receta de macarons de chocolate en nuestro blog. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya la vi! Os felicito también. Ayer probé con el sushi, pronto lo veréis por aquí ;)

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena, Iñaki! Tienen un aspecto divino, seguro que estaban buenísimos! Que pena que tu casa me pille un poco retirada, si no me plantaba allí a que me dejaras probarlos!
    Me ha picado el gusanillo de los macarons, a ver si me pongo con ellos porque me dan un respeto....

    Besitos!
    Montes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Montes! ¡Prueba, prueba, seguro que te salen bien, con lo artista que eres...! Un beso

      Eliminar

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!

- SÍGUEME EN INSTAGRAM @JALEOENLACOCINA -

JALEO EN LA COCINA

¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES