Un viaje a lo más alto con estas galletas-globo de naranja

noviembre 27, 2013

Con esta entrada parece que Jaleo en la Cocina se ha podido convertir en un blog de viajes, pero nada más alejado de la realidad. No estamos en la Capadocia turca. No. ¡Son galletas! Seguro que más de uno ha pensado que son reales. No me mintáis, pillines. Es broma, son los efectos de la emoción de hacer galletas y que te emocione el resultado. ¡Espero que os gusten tanto como me han gustado a mí!


Las galletas no han sido nunca mi fuerte. Casi casi me había dado por vencido, hasta que me llamó la Asociación de Amas de Casa Santa María la Real de Olite y me dijeron que querían un taller de galletas.

¿¡Cómo!?

No me quedaba otra que ponerme mano a la obra y empezar a hornear galletas sin parar y decorarlas para preparar el taller.



Me hice con un buen equipo y comencé. Y seguí. Hasta que se ha convertido casi casi en una necesidad. ¡Quiero galletas!

Encontré el cortador de globo aerostático y entonces vi las galletas. Necesitaba hacerlas y me imaginaba unas galletas muy coloridas, con colores vivos y llamativos. Al final los resultados nunca son como uno se imagina. Esto no quiere decir que no me gusten. No. Todo lo contrario, estoy muy emocionado con mis galletas. Creo que son mejores que las que me imaginaba (esto no suele pasar muy a menudo).


El problema iba a ser fotografiarlas. No encontraba la manera de colgarlas en ningún sitio y sacarlas en plano no podía... Así que decidí hacer fotos cenitales. Me hice con una cartulina azul cielo y me puse  a disparar como loco. Pero entonces te viene la inspiración y decides añadirle al cielo unas pocas nubes. ¿Qué es un cielo sin nubes?

Pero la cosa no quedó ahí. Mi inspiración tocó techo cuando decidí hacer las fotos de noche.


Mejor dicho: "de noche".

Sí. Seguro que alguno se ha dado cuenta de que es una cartulina negra espolvoreada con azúcar glacé y algunas bolitas de colores a modo de estrellas. No es que sea muy parecido al cielo que normalmente vemos de noche, pero quedan muy bonitas las galletas con ese cielo tan "estrellado".

Aunque para estrellado...


Pobre globo.

No se dio cuenta de que pasaban muchos pájaros por esa zona y el resultado fue catastrófico... ¡Qué se le va a hacer! La Dirección General de Tráfico Aéreo debería hacer anuncios advirtiendo a los conductores de globos (¿cómo son?, ¿"globeros"?) de los peligros que entraña viajar en globo sin anti-pájaros-pinchaglobos. Pobre.

Como veis cualquier excusa es buena para que se me vaya la pinza un poco... solo un poco.


Vale, sí. He hecho una estrella fugaz de azúcar glacé y después le he dado un poco de brillo con Photoshop. Es que quedaba tan bien...


En fin.

Aquí os traigo un nueva receta de galletas. Esta vez son de naranja, tanto la masa como la glasa, un complemento perfecto para estas galletas, ya lo veréis. La receta es muy sencilla y he intentado explicar todo lo mejor que he podido cómo he decorado las galletas. Espero que os sea de utilidad. Os dejo ya de molestar con mis idas de pinza y os dejo con la receta.

Gracias si has conseguido llegar hasta aquí... Disfrutad de la receta.




Galletas-globo de naranja

Dificultad: Media
Tiempo horneado: 15 mins (aprox)
Raciones:  24 galletas
Etiqueta: Aperitivo Dulce, galletas



          Para la masa:
          250 gr de mantequilla a temp. ambiente
          250 gr de azúcar glacé
          2 huevos
          600 gr de harina
          Ralladura de una naranja
          Una cucharadita de vainilla

          Para la glasa*:
          35 gr de clara pasteurizada (clara de un huevo)
          200 gr de azúcar glacé
          1/4 de cucharadita de cremor tártaro
          Una cucharadita de zumo de naranja
          Colorantes en gel


* Esta es la receta base. Para estas galletas yo la he multiplicado por cuatro. Suele salir mucha glasa, pero es mejor que nos sobre a que nos falte. ¡Da mucha rabia quedarte sin glasa a mitad de ejercicio!

- Comenzamos mezclando bien la mantequilla con el azúcar glacé tamizado.

- Cuando esté bien mezclado añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se integren.

- Añadimos la vainilla y la ralladura de naranja. Batimos bien.

- Tamizamos la harina y vamos incorporándola en tres veces. No dejamos de batir hasta que consigamos una masa uniforme, que se pueda coger con las manos y que no esté pegajosa.

- Enharinamos la superficie en la que vamos a trabajar.

- Cogemos la masa con las manos y la acabamos de amasar bien en la superficie enharinada. Tiene que quedar una masa lisa, sin grumos, que no sea pegajosa.

- La extendemos con un rodillo hasta que tenga unos 5 mm de alto, más o menos. Yo uso un rodillo con anillas, es muy práctico para poder conseguir galletas uniformes, que no formen los Pirineos.

- Cortamos con el cortador deseado. Yo he utilizado el cortador de globo que podéis encontrar aquí.

- Vamos colocando los cortes en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Cuando esté llena la metemos en la nevera.

- Debe estar dos horas. Es muy importante ese paso: si la masa no está lo suficientemente fría en el momento en el que entra en el horno perderá la forma y los detalles.

- Precalentamos el horno a 180ºC.

- Sacamos las bandejas y vamos introduciéndolas en el horno. Deben hornearse durante 13-15 minutos, hasta que veamos que los bordes se comienzan a dorar. Siempre dependerá del tamaño de la galleta: los globos son bastante grandes.

- Sacamos del horno y dejamos en la bandeja durante 5 minutos.

- Traspasamos a una rejilla y dejamos enfriar por completo.

- Ya tenemos nuestras galletas acabadas y horneadas. Toca comenzar con la glasa.


- Para preparar la glasa tenemos que batir las claras pasteurizadas con el azúcar glacé tamizado a una velocidad constante. Es recomendable que guardemos dos o tres cucharadas de azúcar glacé por si acaso hace falta cambiar la consistencia más adelante.

- Cuando la glasa comience a espesar añadimos el cremor tártaro y el zumo de naranja y seguimos batiendo.

- Debemos batir hasta conseguir una consistencia parecida a la de la pasta de dientes, que al levantar las varillas no se caiga. Si vemos que no lo conseguimos podemos añadir más azúcar glacé, pero no nos pasemos, vamos añadiéndolo poco a poco.

- Ya tenemos la glasa preparada. Esta es la que se llama GLASA DE DELINEADO. Es la que usamos para marcar las líneas que después rellenaremos o para los detalles. Yo he separado más o menos un tercio de esta glasa. Este tercio lo utilizaré para delinear.

- Tapamos el bol de los dos tercios que sobran con papel film. Es muy importante que no esté en contacto con el aire mucho rato ya que se secaría y se endurecería.

- Dividimos ese tercio en seis platos, poniendo en uno más cantidad que en los demás. Tened en cuenta que no necesitamos mucha glasa para delinear, cuando más usamos es para rellena.
  • El plato en el que haya más glasa separada debemos teñirlo de marrón (Dark Brown de Sugarflair). Es el que usaremos para la cesta y las cuerdas del globo.
  • Uno de los platos lo dejaremos blanco.
  • Los otros los pintaremos de diferentes colores. Yo he usado colorante verde (Gooseberry de Sugarflair), azul (Ice Blue de Sugarflair), rosa (Claret de Sugarflair) y amarillo (Wilton). Estos los utilizaremos para delinear las telas del globo.
- Cada vez que teñimos un color lo metemos en una manga pastelera o cubrimos el plato con papel film.

- Yo he utilizado boquillas del nº2 de Wilton para delinear. Os recomiendo que uséis adaptadores de boquilla en las mangas pasteleras con este tipo de boquilla tan pequeña, ya que bailan mucho en la manga si no y no podemos ser tan precisos.

- Cerramos con un nudo las mangas pasteleras y ponemos un palillo en la boquilla para que no entre aire. Al final tendremos seis mangas pasteleras: marrón, blanco, rosa, verde, amarillo y azul.

- Volvemos a los dos tercios que nos quedaban de glasa. A estos les vamos a ir añadiendo gotas de agua, poco a poco, hasta conseguir que al cogerla con una cuchara y volverla a echar en el recipiente el dibujo que se forme desaparezca en menos de 5 segundos. Esto es a ojo, no hay un número exacto de gotas de agua. Deberéis ir echando y viendo cómo va el asunto. Si os pasáis podéis añadir un poco más de azúcar glacé y volver a intentarlo.

- Esta sería la que llamaremos GLASA DE RELLENO.

- Dividimos la glasa en cuatro porciones más o menos iguales y la teñimos con los cuatro mismos colores que hayamos elegido para las telas. En mi caso: verde, azul, rosa y amarillo.

- Rellenamos cuatro biberones con la glasa y ya tendríamos todo lo necesario para empezar a decorar nuestras galletas.

¡A DECORAR!

- Comenzamos delineando las galletas. Yo he hecho lo primero las cestas. Para ello he delineado un cuadrado (más o menos) y he hecho líneas oblicuas para un lado y después hacia el otro, formando una especie de enrejado.

- Para que las líneas salgan rectas debemos levantar la manga al menos uno o dos centímetros de la galleta. Se maneja mejor y las líneas salen perfectas, no "espachurradas".

- He delineado también las telas de los globos. Es aconsejable hacer primero la del centro y después las de los dos laterales. Podéis hacerlas todas de un color o con diferentes, como al mayoría de mis galletas.

- Acabamos delineando las cuerdas que unen las cestas con las telas. Yo he hecho cuatro, cada una saliendo de uno de los finales de las telas.


- Podéis aprovechar para hacer pequeños cuadrados marrones dentro de las telas. Nadie dijo que las telas las acababan de comprar... Yo los he rellenado con la misma glasa de delineado. 

- Dejamos que se seque durante al menos 10 minutos, lo suficiente para que no nos la llevemos tan fácilmente. Os recomiendo que vayáis haciendo todo por colores, no por galletas: primero todas las cestas, después todas las telas rosas, después todas las telas verdes... para que cuando empecéis con otro color los demás ya estén secos.

- Comenzamos a rellenado. Para rellenar hacemos lo mismo. Elegimos el primer color con el que hemos delineado y comenzamos a rellenar. Yo he empezado con el azul. Cogemos el biberón y vamos echando glasa dentro de los límites de delineado azul. Lo normal es ir haciendo una especie de zigzags y no es necesario rellenar la galleta entera exhaustivamente. 


- Ahora, con un palillo vamos extendiendo bien toda la glasa por todos los recovecos que tengamos. Cuando lo hayamos hecho, cogemos la galleta y con dos dedos y la zarandeamos con cuidado, sin levantarla de la mesa, para que se extienda bien toda la glasa y quede de forma uniforme.


- Acabamos todas las telas azules antes de comenzar con otro color. Cuando acabemos con el biberón lo cerramos bien para que no se seque.

- Volvemos a repetir los pasos anteriores con los demás colores. En mi caso, he seguido con el rosa.


... Y con el verde...


- Dejamos que se nos seque bien el globo antes de añadir los detalles.

- Como no me acababan de convencer las juntas de las telas lo que hice fue, con la glasa de delinear marrón, hacer un delineado marrón a lo largo de cada tela y añadir unos puntitos marrones a modo de nudos en las esquinas de las telas.

- Además, con las glasas de delinear hice unas líneas desde abajo hasta arriba, sin necesidad de ser uniformes, para darle un poco más de volumen a los globos.

- El día anterior, con un poco de glasa que tenía marrón y amarilla hice las bolsas de los globos. Para ello, sobre papel de aluminio, presionamos con la manga hasta que se forme una especie de bolita glande y junto a ella otra más pequeña. Dejamos que se sequen (yo de un día para otro) y ya las podemos despegar del papel sin ningún problema.

- Ponemos un poco de glasa en la parte de atrás de la bolsita y la colocamos donde queramos. Para finiquitarla le hacemos unos nudos amarillos.

- ¡Ah! ¡Que no se nos olviden los parches! Con glasa de delineado blanca he hecho los cosidos, que le dan un toque más original.

- Y este es un globo normal y corriente. Ahora os enseño otra decoración.

- Otros globos los he delineado enteros con el mismo color. En el ejemplo, con rosa. Los rellenamos como os he enseñado antes y la novedad es que nada más zarandearlos para que se extienda la glasa rosa, debemos hacer líneas horizontales paralelas a lo largo de toda la tela. Yo las he hecho blancas.

- Zarandeamos la galleta para que las líneas blancas se metan dentro de la glasa de relleno rosa.


- Ahora cogemos un palillo, lo metemos en la glasa y desde el centro de la tela y hacia arriba hacemos una línea. A los lados de esa línea hacemos dos pero en sentido inverso. Y acabamos con otras hacia arriba, como se ve en la imagen.


- Zarandeamos la galleta para conseguir que se unifique bien y ya tenemos otra decoración diferente.


- Añadimos todos los detalles una vez que se haya secado.

- ¡Ya tenemos nuestras galletas globo!


¡A disfrutar!



- Es preferible usar claras pasteurizadas que clara de huevo directamente para evitar todo lo relacionado con la salmonela. Las hay de muchas marcas y seguro que venden en algún sitio cerca de donde vives. Las venden en tetrabrick.

- Es importante que leais toda la información y que sigáis todo al pie de la letra para conseguir un resultado satisfactorio, sobre todo con la glasa.

- Recomiendo "calentar" muñecas antes de lanzarnos con la glasa de delineado. Haz algunos círculos, líneas, cuadrados... en un papel antes de ponerte a dibujar en la galleta.



Puede que también te guste...

17 comentarios

  1. Me he quedado alucinada con este post. Te superas cada día. Pedazo galletas.
    ¡¡¡Quiero talleeeer!!!

    PF

    ResponderEliminar
  2. ALUCINANTESSSSSS!!! que pasada de galletas, menos mal que no son tu fuerte, jejejeje!!!! Con la manía que yo le tengo a la glasa :)!!! Es que no me canso de verlas que coloridas y que bonitas y la del globo pinchado me parece super graciosa!!! Enhorabuena de verdad!! Muaksss

    Gemma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gemma. La verdad es que me estoy animando a hacer más... gracias!

      Iñaki

      Eliminar
  3. Ay por favor si es que son una MARAVILAAA!!! Cómo dices eso de que se te daba mal???? Porque de verdad que no lo entiendo... Son una monada!!!

    Te has currado la entrada, mi más sincera enhorabuena ;) Un besote!

    P.D.: Por fi cuentame tu truco para que no te dé pereza ponerte a hacerlas... Es que entre hacer masa de galletas, hornear, enfriar, hacer glasa, dividir, colorear, meter en mangas... Buff es que cuando llega el momento decorar yo ya me he hartado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja y se te olvida la peresa de RECOGER. Eso es lo peor de la glasa, pero bueno, luego merece la pena.
      Gracias por el comentario Lola!
      Un beso,

      Iñaki

      Eliminar
  4. Qué bonitas Iñaki!!!! Y pedazo tutorial que te has currado, si señor así me gusta!!!
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Noemí! No pensaba hacerlo al opio, pero luego sabía que me iba a arrepentir!
      Gracias. Un beso!

      Eliminar
  5. Madre mía, Iñaki! Me has dejado sin palabras! Preciosas! Alucinantes! Que cosa más chula! De verdad, me han encantado, me parecen súper originales! Y las fotos también me encantan, la de la estrella por la noche es genial!
    Enhorabuena, compi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Montes! Me alegro muchísimo de que te hayan gustado ;)

      Eliminar
  6. Impresionantes Iñaki! Son preciosas y tienen un acabado perfecto! Y las fotos, más originales imposible! A mi me dio por las galletas al principio de esta aventura repostera. Pero después de pelearme varias veces con la glasa, lo he dejado aparcado.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yaiza! Yo también las había dejado aparcadas, pero he vuelto y me han enganchado muuuuuuuucho! Animate!

      Eliminar
  7. ¡Te han quedado preciosas! creo que no sería capaz de comermelas... las pondría ahí, en una estantería, en plan coleccionista... jajaja
    Un saludo, y que tu jueves sea estupendo :)
    http://airecetas.blogspot.com.es

    Ah! y la estrella fugaz de azúcar retocada con photoshop te ha quedado de lujo! jaja

    ResponderEliminar
  8. Que nivelazo! Te han quedado chulisimas!!!! Un besito

    ResponderEliminar
  9. Madre mía niño pero hay algo que te salga mal, estoy alucinando con lo difícil que es hacer galletas decoradas y vas tu y nos publicas este super tutorial. Santa paciencia la tuya porque a mi me saca de quicio la glasa, el relleno, la espera, el sacado...enfin las galletas decoradas. Chapeau y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias a todos! Me alegro de que os hayan gustado ;)

    ResponderEliminar
  11. I M P R E S I O N A N T E. Me encanta las galletas y tambien tu blog. Me quedo como seguidora perpetua. Jajaja.
    Te dejo mi blog por si quieres pasarte. lolimamapatisserie.blogst.com

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado este post!!! que original la puesta en escena, las nubes y las estrellas pequeñas!!! una pasada de fotos!!! Felicidades Iñaki!!. Chulíiiiisimas!!! Y el paso a paso estupendo!!!
    Es verdad que se tarda tanto en hacerlas que dan mucha pereza!!
    Un abrazo Inaki!!!
    Marietta

    ResponderEliminar

¡Gracias por aportar algo nuevo al blog!

- SÍGUEME EN INSTAGRAM @JALEOENLACOCINA -

JALEO EN LA COCINA

¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES