¡Perdón: galletas super-mega chocolateadas!

septiembre 23, 2013

Algunos igual no os habéis recuperado de la resaca chocolatera de ayer. Me declaro culpable por haber publicado estas maravillosas galletas de chocolate. Pero más culpable me siento ahora, publicando una versión más evolucionada: las galletas super-mega chocolateadas. ¡No me odiéis!


Son bonitas, ¿verdad? Me encantan cómo quedan estas galletas super-mega chocolateadas. No sé cuál será su nombre en castellano. En inglés son "coated cookies", algo así como "galletas abrigadas". No me convence el nombre en castellano. ¿Abrigadas de chocolate?

Mmmmmh, ¡chocolate!

¡Quién pillaría un abrigo de chocolate en invierno, ¿eh?! Sería todo un reto no morir de frío con una tentación tan grande sobre tus hombros... total, un mordisquito no se iba a notar...


Bueno, después de este momento Homer Simpson paso a explicar esta receta. Llevaba tiempo queriendo hacer estas galletas, pero no encontraba el momento. Además, siempre había comido con una Oreo dentro, pero hacerlas con galletas compradas no tenía tanta gracia. No la suficiente como para publicarlas... ¿podría considerarse una receta completa?


Pero entonces me acordé de que tenía unas hojas de transfer que me había comprado en Madrid en mayo y me entraron todavía más ganas de hacerlas. Así que en cuanto encontré una receta de galletas perfecta me dispuse a ello.

La receta es super sencilla y resultona. Seguro que sorprendéis a cualquiera con estas galletas. Quedan super bonitas y son muy versátiles. ¡Hay miles de tipos de transfer sheets! Además, podéis utilizar diferentes chocolates, para no hacer siempre las mismas.

¡Mirar qué bonita y qué pinta tienen!
Eso sí. Son potentes. Son bastante grandes y pesan lo suyo. Son pequeñas bombas de chocolate listas para explotar en nuestro organismo... ¡¿Quién se apunta a una batalla campal de galletas super-mega chocolateadas?!

Por cierto, con esta receta participo en el concurso de receta + fotografía de Mara en Gredos Food Blog. ¡A ver si tengo suerte!


Seguro que si sois fans absolutos del chocolate ya estáis buscando el momento de hacerlas. Si no tenéis hojas de transfer no os preocupéis, ¡podéis hacerlas sin ellas! No quedarán tan bonitas, pero estarán igual de buenas, ¡eso seguro!


Que sepáis que mientras leéis esto yo estaré seguramente yendo a San Sebastián, al Festival de Cine, a ver "Gravity", de Alfonso Cuarón. ¡Qué ganas! ¡Ya os contaré qué tal! He leído muy buenas críticas, casi todas ensalzando a Sandra Bullock. Mañana, digo hoy, veré si se se cumplen las expectativas. Así que para los que no venís al Festival de Cine, os dejo ya la receta que espero que probéis.



Galletas super-mega chocolateadas

Dificultad: Fácil
Raciones: 6
Etiqueta: Aperitivo dulce



          Seis galletas (yo he utilizado esta receta)
          300 gr de chocolate blanco
          Una hoja de transfer para chocolate



- Lo primero que hay que hacer es recortar círculos de la hoja de transfer del tamaño del fondo de la bandeja en la que vayamos a hacer estas galletas. Yo he utilizado una bandeja de muffins de silicona. El chocolate se despega perfectamente de la silicona.

- Colocamos los círculos con la parte "transfereable" hacia arriba. Abajo debe quedar la hoja o lámina de plástico.


- Derretimos el chocolate blanco al baño maría. Tened cuidado, el chocolate blanco se echa a perder en seguida.

- Vertemos una pequeña parte de chocolate en cada uno de los huecos. No os paséis, no hace falta que sea mucho.

- Colocamos una galleta en cada hueco y presionamos levemente para que se quede pegada. Si no presionamos puede que cuando echemos el chocolate más tarde la galleta se mueva.


- Echamos el resto del chocolate en los huecos, cubriendo las galletas completamente.

- Levantamos la bandeja y la movemos con rapidez y cuidado para que el chocolate se distribuya de forma uniforme y que se quede plana la parte de arriba.



- Metemos en la nevera al menos cuatro o cinco horas para que el chocolate quede consistente.

- Pasado el tiempo, desmoldamos con cuidado. Despegamos la hoja del transfer, que se habrá quedado vacía.

- Se pueden guardar a temperatura ambiente (que no supere los 25ºC) o en la nevera (es preferible sacarlos al menos quince minutos antes de consumirlos, para que no estén tan duros).



¡A disfrutar!



- Si queréis derretir el chocolate más rápido podéis hacerlo en el microondas. Poned el chocolate en trozos en un tazón apto para el microondas y calentar en intervalos de 30 segundos a temperatura baja. Revolver cada vez que se terminen esos intervalos. Es más arriesgado, ¡que no se queme!

- Podéis conseguir transfers de chocolate/fondant/bizcocho en cualquier tienda de repostería especilalizada y en internet, claro. Os recomiendo esta página, ChocoTransfeSheets.com, en la que hay muchísimos agrupados por categorías.


Puede que también te guste...

32 comentarios


JALEO EN LA COCINA



¡Muchas gracias por la visita!

Cualquier duda que tengas, házmela llegar a través de los comentarios, redes sociales o por email, ¡estaré encantado de solucionarlas! ¡Te veo pronto cocinando por aquí!

Email:
jaleoenlacocina@gmail.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECIENTES